La jornada albergó también una edición del Foro Innovatec, organizado por Cajasol Obra Social y el PCT Cartuja, con la celebración de la mesa redonda “Universidad, Ciencia y Empresa: tres grandes instrumentos para reactivar la Economía”

 

El presidente del Parque Científico y Tecnológico Cartuja (PCT Cartuja), Isaías Pérez Saldaña, junto al presidente del Instituto Andaluz de Tecnología (IAT), José Luis Calvo; al director general de Biomedal, Ángel Cebolla; y al subdirector Jefe de Estudios de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería, Francisco Gordillo Álvarez, entregaron en la mañana de hoy la segunda edición de los “Premios Cartuja”, que han recaído en las empresas Inerco, Biomedal, Isotrol, Novayre y Faico.

 

Los “Premios Cartuja”, nacieron con un doble objetivo: la celebración del aniversario del Parque Científico y Tecnológico (puesto en marcha en octubre de 1993) y el reconocimiento a la gran labor de las entidades ubicadas en el recinto. Las empresas ubicadas en el PCT Cartuja no sólo han sabido sortear las épocas de dificultades económicas, sino que se han consolidado y han crecido, logrando que el recinto sea uno de los de mayor envergadura de Europa.  

 

Las categorías de los premios se han establecido en base a los valores principales del PCT Cartuja: I+D+I, Desarrollo Científico, Sostenibilidad, Emprendedores e Internacionalización.

 

Así, el Premio Cartuja a la I+D+I ha recaído en FAICO, el primer centro de investigación andaluz que realiza el ciclo completo de digitalización e impresión de objetos en 3D, ubicado en la Tecnoincubadora Marie Curie. Las aplicaciones de las tecnologías de 3D FAICO son casi infinitas: culturales (impresión de elementos paleontológicos para su estudio y recreación tridimensional),  industriales (verificación de prototipos) o incluso sanitarias. Así, FAICO está trabajando en la creación de la primera red de museos 3D. A nivel industrial, este centro de innovación y tecnología cuenta con clientes como Renault, Airbus o MDU. En su vertiente sanitaria, las tecnologías de digitalización de FAICO son aplicadas ya por el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla para el control postoperatorio de los trasplantes faciales.

 

El galardón en categoría Desarrollo Científico ha sido para Biomedal, una de las principales empresas del sector biotecnológico de Andalucía. Biomedal tiene como misión es el desarrollo y comercialización de nuevas tecnologías, servicios y productos para investigación, bioprocesos industriales y diagnóstico. La empresa desarrolla su actividad dentro de dos divisiones:
Biomedal Life Sciences and Biomedal Diagnostics. Biomedal Life Science se dedica al desarrollo y comercialización de servicios y productos para la investigación en ciencias de la vida y a la tecnología de bioprocesos industriales. Posee tecnología propietaria que mejora procesos de producción de proteínas recombinantes. Biomedal Diagnostics ofrece una variedad de productos y servicios relacionados con la salud humana. Está ya posicionada en productos para el análisis relacionados con enfermedades inmunológicas y en herramientas rápidas de determinación de seguridad alimentaria.

 

El “Premio Cartuja” a la Sostenibilidad ha ido en esta edición a Isotrol, una compañía cuyo ámbito de actuación, aunque cada vez más amplio, se centra en las Energías Renovables, las Utilities, las TIC, la Industria y los servicios. Su trayectoria, más de 25 años de experiencia, permiten ofrecer soluciones sostenibles en todas las materias que desarrollan, desde la consultoría hasta los sistemas de información y control de infraestructuras tecnológicas, así como la gestión de procesos y conocimientos en las organizaciones. Y todo ello con una clara apuesta por el software libre.

 

En la categoría de Emprendedor la empresa premiada ha sido Novayre, una Empresa de Base Tecnológica ubicada también en la Tecnoincubadora Marie Curie. Novayre busca una posición reconocida en tareas de consultoría tecnológica, desarrollo de software, integración e interoperabilidad y generación automatizada de software con su producto GATOR. A pesar de su juventud, ha sido considerada por el Ministerio de Industria “EBT de alto potencial innovador”, consolidándose como la primera empresa TIC en el ranking de la primera convocatoria del Programa de Acciones de Consolidación de EBT de la Escuela de Organización Industrial y la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE). Esta compañía ha sido identificada entre las diez empresas de base tecnológica con las mejores prácticas empresariales a nivel nacional.

 

Inerco ha sido reconocida en su vertiente de Internacionalización. Esta compañía, que nació como pyme en el PCT Cartuja (tras adquirir el Pabellón de Rank Xerox de la Expo’92) y ha alcanzado tamaño de multinacional desde entonces, desarrolla su actividad en Chile, Colombia o Perú, desde donde desarrolla proyectos de ingeniería para las principales compañías del sector energético de latinoamérica. Recientemente ha reforzado su expansión internacional con la creación de una filial de Base Tecnológica, Inerco Etech, que tiene sede operativa en Amherst (Nueva York). Inerco tiene como objetivo ser referente tecnológico en la optimización integral de grandes instalaciones de combustión, sistemas de depuración de gases y desarrollos de energías renovables, así como ser una internería industrial con presencia internacional y un referente técnico en consultoría en los ámbitos de Medio Ambiente, seguridad industrial y prevención de riesgos.

 

Durante el acto se hizo entrega del Premio Honorífico a título póstumo a José María Benjumea Pino, arquitecto y director técnico del PCT Cartuja, fallecido el pasado mes de junio.

 

La jornada albergó también una edición del Foro Innovatec, organizado por Cajasol Obra Social y el PCT Cartuja, con la celebración de la mesa redonda “Universidad, Ciencia y Empresa: tres grandes instrumentos para reactivar la Economía”, en la que los ponentes fueron José Luis Calvo, Ángel Cebolla y Francisco Gordillo Álvarez.