Facebooktwittermail

Así lo ha destacado la encuesta comunitaria de innovación realizada por la oficina Eurostat y que fue publicada el pasado lunes.
 

La encuesta arroja resultados negativos en cuanto al número de empresas de 10 trabajadores o más que comunicaron estar desempeñando algún tipo de actividad innovadora. Así frente al 52.8% con el que se contaba en 2008, en el periodo 2010-2012 ha visto que se reducía al 48.9% de las empresas. La encuesta, que se publica cada dos años, contiene una amplia gama de indicadores que permiten conocer las barreras y obstáculos que encuentran las empresas innovadoras para alcanzar sus objetivos.

 

Las empresas que participaron en la encuesta reflejaron los sectores de actividad innovadora en los que se habían producido los mayores incrementos: así, los procesos y productos innovadores cayeron a 23.7% y 21.4% respectivamente y la innovación aplicada a la empresa y al mercado a 24.3% y 27.5%. Además, también permite conocer los Estados miembros cuyas empresas han sido más activas en innovación: Alemania (66.9%), Luxemburgo (66.1%) e Irlanda (58.7%) se encuentran a la cabeza mientras que Rumania (20.7%), Polonia (23.0%) y Bulgaria (27.4%) aparecen en los últimos puestos de la lista. España, al igual que el resto de los Estados miembros, refleja la tendencia negativa y así ha pasado de un 43.5% de empresas innovadoras en 2008 a 33.6% en 2012.

 

Gracias a la información obtenida puede conocerse el estado de implementación de nuevos procesos, la mejora de bienes y servicios así como el gasto producido en innovación, el uso de los recursos públicos o la cooperación innovadora con otras empresas.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas