Facebooktwittermail

 

El emprendedor no nace, se hace. Y para hacer emprendedores, las propuestas se han multiplicado durante los últimos años. Ya no solo se promueve la iniciativa empresarial para sortear un mercado laboral casi hermético, sino que algunas empresas —por ahora excepciones— motivan a sus trabajadores para que impulsen proyectos internos con los que ser más competitivas. Las fórmulas para escapar de los largos tentáculos de la crisis se diversifican con el objetivo de estimular la aparición de ideas innovadoras y formas de negocio originales.

 

La canaria Jennifer Vela participa desde abril en Ámsterdam en el programa Startupbootcamp, que busca la optimización de start-ups, empresas jóvenes generalmente asociadas al desarrollo de tecnologías o el diseño web. Vela y otros cuatro compañeros crearon el videojuego geolocalizado Feudalsquare hace tres años. Su empresa, de relativo éxito, se convirtió en una de las 10 seleccionadas entre las 400 que se presentaron al concurso. “El programa está siendo muy intensivo: hay reuniones con mentores cada semana, asambleas grupales o talleres sobre diferentes aspectos de la empresa como la facturación o los aspectos legales. Además, se nos facilitan contactos con potenciales clientes”, asegura Vela, directora de marketing e internacionalización de Feudalsquare.

 

Fuente: El Pais