Facebooktwittermail

El dispositivo permite un diagnóstico más acertado, evitando intervenciones innecesarias, en diversas patologías que atañen a la dinámica del líquido cefalorraquídeo.

 

 

El Hospital Virgen de las Nieves de Granada utiliza un nuevo software informático que permite capturar y representar gráficamente la presión intracraneal, un dispositivo que ha sido presentado en el curso teórico-práctico que están impartiendo profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Neurocirugía del centro granadino, y al que han asistido 16 expertos de distintos hospitales españoles.

 

El nuevo software ha sido diseñado por el jefe de esta unidad, Ángel Horcajadas, y profesionales de la Fundación Imabis de Málaga. Se trata de una herramienta diseñada específicamente para registro de la presión intracraneal, a diferencia de otros sistemas que lo están para procesar cualquier tipo de señal. Esto permite que sea un sistema más manejable y accesible, además generar informes de monitorización y archivar la historia clínica del paciente con el registro.

 

En este curso se han revisado los conceptos básicos en la monitorización, las características de lo que sería un registro normal y las ondas patológicas, las utilidades del software utilizado, así como las indicaciones de monitorización y sus resultados, tanto desde un punto de vista teórico como práctico.

 

La metodología se basa en conferencias teóricas de 20 minutos sobre diversos temas, junto con la interpretación práctica de diversos registros en varias sesiones de una hora intercaladas con las sesiones teóricas.

 

La monitorización de la presión intracraneal es una herramienta diagnóstica de gran utilidad en el manejo de diversas patologías que atañen a la dinámica del líquido cefalorraquídeo, como puede ser la hidrocefalia, la hipertensión intracraneal benigna, los quistes aracnoideos o para el estudio de pacientes portadores de válvulas, permitiendo un diagnóstico más acertado y evitando intervenciones innecesarias. Se trata de un procedimiento no invasivo, que apenas conlleva complicaciones y es seguro para el paciente.

 

Fuente: Junta de Andalucía