Facebooktwittermail

 

La operación permitirá impulsar proyectos como el acceso norte de Sevilla o la mejora del abastecimiento de agua en la Costa del Sol y en el Bajo Andarax

El Consejo de Gobierno ha autorizado a la Consejería de Hacienda y Administración Pública la formalización de un préstamo de 250 millones de euros con el Banco Europeo de Inversiones (BEI), con destino a inversiones incluidas en proyectos cofianciados con fondos europeos.

 

La operación completa otra formalizada el pasado año por el mismo importe en el marco del Programa Operativo de Andalucía 2007-2013, que permitió impulsar obras de centros sanitarios y educativos, espacios culturales e infraestructuras medioambientales.

 

Entre las inversiones de este segundo tramo cuya afectación al desembolso ya está cerrada con el BEI, destaca la relativa al segundo tramo del vial norte de acceso a Sevilla, con 32,5 millones de euros. Las obras de este proyecto se retomaron en junio y supondrán la construcción de 2,5 kilómetros de autovía, además de otros 2,3 de conexiones hacia La Rinconada y San José de la Rinconada. El acceso norte a Sevilla, diseñado como un eje metropolitano de gran capacidad dotado de plataforma de transporte público y vía ciclista, conectará la capital con las localidades de La Rinconada, San José de la Rinconada, Brenes, La Algaba y Alcalá del Río.

 

También en la provincia de Sevilla, la financiación del BEI permitirá finalizar el proyecto del encauzamiento del arroyo Argamasilla, en Écija, presupuestado en 30,6 millones y cuyas obras se encuentran a un 89% de ejecución.

 

En el mismo municipio se invertirán otros 30,9 millones en el desdoblamiento de la conducción de abastecimiento desde el embalse del Retortillo a la estación de tratamiento de agua potable. Esta infraestructura garantizará el suministro a 280.000 habitantes de 29 municipios sevillanos y de la localidad cordobesa de Palma del Río.

 

Otro proyecto financiado en Sevilla es la ampliación de la estación depuradora de aguas residuales de la aglomeración urbana Aljarafe II-Guadalquivir, en Palomares del Río. Las obras, con una inversión de 25,34 millones, beneficiarán a 350.000 habitantes y permitirán aumentar de 52.500 a 105.000 metros cúbicos el caudal de tratamiento diario.

 

En la provincia de Málaga, destacan los 31,5 millones de euros para la ampliación de la estación de tratamiento de agua potable de Río Verde, ubicada en el término de Marbella e incluida en el proyecto de mejora de las infraestructuras de abastecimiento de la Costa del Sol Occidental. El proyecto garantizará el suministro a un millón de personas de las localidades de Benahavís, Benalmádena, Casares, Estepona, Fuengirola, Istán, Manilva, Marbella, Mijas, Ojén y Torremolinos.

 

El BEI también financiará en Málaga con 21,36 millones la construcción de la planta de tratamiento, recuperación y compostaje de residuos urbanos de Antequera. La instalación, con capacidad para 275.000 toneladas anuales, dará servicio a los 88 municipios de la zona norte de la provincia y de la comarca de La Axarquía.

 

Entre los proyectos con mayor financiación figura también el de las dos primeras fases de la mejora del abastecimiento de agua potable en la Mancomunidad del Bajo Andarax. Las obras, a las que se destinan 26 millones de euros, beneficiarán a más de 60.000 habitantes de la comarca. Los trabajos incluyen la construcción de un depósito principal de 15.000 metros cúbicos de capacidad en Huércal de Almería, donde confluirá el agua de la desaladora de la capital y la de los pozos de La Calderona para su mezcla y posterior distribución. Otro depósito de 3.000 metros cúbicos en Rioja permitirá impulsar el agua hasta Gádor y Santa Fe de Mondújar.

 

El préstamo autorizado tendrá un plazo máximo de 15 años, incluyendo cinco de carencia, y un tipo de interés que se concretará en el momento de la suscripción en unas condiciones que en todo caso serán más favorables que las del mercado.

 

El BEI es una institución financiera de la Unión Europea que tiene entre sus fines prestar dinero a bajo interés para respaldar inversiones que favorecen la integración económica y la cohesión social de los estados miembros. Los recursos que emplea complementan otras fuentes de financiación y pueden concurrir con subvenciones estatales o comunitarias. Este organismo ha concertado con la Junta de Andalucía 30 operaciones desde 1983, por un importe global de 2.700 millones de euros.

 

Fuente: Junta de Andalucía