Facebooktwittermail

Sánchez Maldonado, que ha inaugurado el curso de la UNIA, apuesta por la capacidad emprendedora y la transferencia de conocimiento a las empresas desde las universidades

 

 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha inaugurado en Palos de la Frontera (Huelva) el curso de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), en la que ha apostado por potenciar las ventajas competitivas de la Universidad para contribuir al cambio en el modelo económico.

 

Sánchez Maldonado ha recordado el impacto que tienen las universidades en su entorno, tanto desde la perspectiva económica (pues generan más de 6.000 millones de Valor Añadido Bruto) como en su potencial para mejorar el futuro, en un momento en el que la sociedad tiene la necesidad de crear valor que permita mantener el estado de bienestar, con más productos y servicios capaces de competir en un mercado global.

 

En este sentido, ha indicado que la perspectiva del Gobierno andaluz es, dentro de sus competencias, revaluar los activos como palancas de crecimiento económico y del empleo. Para ganar en competitividad, ha añadido, es necesario disponer de recursos financieros, de capital humano cualificado y ser productivos, y la manera más sólida y sostenible de crear valor añadido es una economía basada en el conocimiento.

 

Ha recordado también que la Comisión Europea está definiendo las líneas maestras y presupuestos de lo que serán las prioridades europeas para el periodo 2014-2020, entre ellos, la Estrategia de Especialización Inteligente, que significa reorientar las inversiones y esfuerzos hacia sectores con mayor impacto en el tejido social y productivo.

 

Según el consejero, las universidades deben jugar un papel activo para que se materialicen los cambios en el modelo de crecimiento que impulsa el Gobierno andaluz y en este nuevo modelo de Especialización Inteligente deben identificar activos exclusivos de cada universidad, subrayar sus ventajas competitivas y reforzar las sinergias entre universidades y con otros agentes del conocimiento, además de propiciar un modelo de cooperación que garantice la transferencia eficaz del conocimiento generado a las empresas andaluzas.

 

Se trata, ha explicado, de actuar desde las universidades para una mayor eficiencia en los sectores productivos tradicionales y reforzar el crecimiento de sectores de arrastre, que han demostrado su fortaleza durante la crisis, como el aeronáutico, las energías renovables, las biotecnologías o las tecnologías de la información y la comunicación.

 

El titular de Economía ha señalado también que las nuevas exigencias de competitividad a nivel europeo supondrán la revisión de las políticas de formación, de diseño de másteres y posgrados, para lo que será necesario adaptar la oferta a las necesidades socioeconómicas actuales e impulsar desde las universidades la capacidad emprendedora en Andalucía, para aumentar y regenerar el tejido empresarial y aumentar la oferta de empleo.

 

Respecto a la I+D+I, Sánchez Maldonado ha recordado que Andalucía está inmersa en la elaboración de un nuevo Plan de Investigación (PAIDI) que irá en línea de lo marcado por el Horizonte 2020, un documento estratégico que pretende ser un impulso a la transferencia de conocimiento y a la participación del sector privado en las actividades de I+D.

 

Durante la intervención, el consejero ha destacado también que la UNIA celebra este año el 20 aniversario de su creación y ha resaltado la singularidad de esta institución de enseñanza superior, que se ha ganado un merecido prestigio por la calidad de sus enseñanzas, con una oferta de posgrado que apuesta por formación continua complementa a la del resto de universidades andaluzas.

 

Antes de la inauguración del curso, el consejero ha descubierto una placa en el espacio donde se encuentra la biblioteca de la UNIA y el aulario, que ha pasado a denominarse ‘Espacio docente Zenobia Camprubí’, en homenaje a la esposa del poeta Juan Ramón Jiménez.

 

Fuente: Junta de Andalucía