Facebooktwittermail

El proyecto, que cuenta con una inversión de 1,2 millones de euros, se ha presentado a viticultores y bodegueros de la Serranía de Ronda.

 

La Consejería de Agricultura y Pesca, en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Ronda (Málaga), promueve la construcción de un Centro Integral del Vino cuyo proyecto ha sido presentado a una amplia representación de viticultores y bodegueros de la Serranía de Ronda, entre ellos la asociación de empresarios vitivinícolas de la comarca y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen (D.O.) Málaga. Esta iniciativa contribuirá a potenciar la formación, investigación y servicios en torno al sector, impulsando su desarrollo.

El Centro Integral del Vino de Ronda constituye un proyecto piloto de desarrollo rural, que cuenta con una inversión pública de 1,2 millones de euros y será un espacio dedicado a la docencia, exposición e investigación en torno al mundo del viñedo y el vino. Para tal fin, se prevé la rehabilitación integral del antiguo depósito de aguas de este municipio, un inmueble de interés histórico y artístico que data de 1880, cuya calidad constructiva interior, con bóvedas y arcos de ladrillo y pilares de piedra local tallada lo convierten en el lugar idóneo para el desarrollo de las actividades proyectadas.

La parcela objeto de este proyecto cuenta con una superficie de más de 4.100 metros cuadrados, cedidos por el Ayuntamiento de Ronda. Por lo que respecta al edificio del futuro Centro Integral del Vino, se estructura en una sala de exposiciones, una área docente y una bodega experimental.

Instalaciones

Dotada con más de 251 metros cuadrados, la sala de exposiciones constituye un espacio diáfano donde exponer diversos aspectos relacionados con la viña y el vino y el proceso de elaboración de los caldos. Está dotada de los necesarios controles de acceso, servicios y almacenamiento para ser lo más polivalente posible, de modo que también puedan darse otros usos complementarios como recepciones, presentaciones o reuniones de diversa índole.

El área docente, con el mismo espacio de la sala de exposiciones, se compone de tres aulas cerradas, que pueden utilizarse simultáneamente y podrán funcionar tanto como aula clásica o aula taller. Se complementa con un espacio de almacenaje y una sala de catas, elementos imprescindibles para impartir este tipo de docencia.

Por lo que respecta a la superficie destinada a la bodega experimental y laboratorios, cuenta con más de 350 metros cuadrados de superficie y se orienta a la creación en pequeñas cantidades de vino con fines docentes y de investigación.

 

Fuente: Junta de Andalucía