Facebooktwittermail

Profesionales del sistema sanitario público del Centro de Genómica e Investigación Oncológica (GENyO), ubicado en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS) de Granada, lideran un proyecto europeo en el que participan 28 entidades internacionales,  y que con un presupuesto de 22 millones de euros tiene el objetivo de mejorar el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades sistémicas autoinmunes (un grupo de patologías caracterizado por una disfunción del sistema inmunitario que ataca a más de un órgano).

 

El trabajo, coordinado por Marta Alarcón Riquelme, investigadora principal en GENyO, ya se ha puesto en marcha y tiene una duración de cinco años. Los 22 millones de euros están cofinanciados por la Iniciativa de Medicamentos Innovadores de la Unión Europea y la Federación Europea de Asociaciones e Industrias Farmacéuticas. Se trata del único proyecto de estas características en Andalucía y de uno de los dos únicos que existen en España.

 

Denominado ‘Precisesads’, en él participan una extensa red de expertos europeos de pequeñas y medianas empresas biomédicas, farmacéuticas, administraciones públicas, universidades, profesionales sanitarios e investigadores…en total 28 instituciones de doce países que trabajarán juntas en la creación de un mapa molecular que pueda servir de base para desarrollar nuevos tratamientos para las enfermedades autoinmunes.

 

Así, en el marco del proyecto se estudiarán al menos 2.000 pacientes afectados de lupus eritematoso sistémico; esclerosis sistémica progresiva o escleroderma; síndrome de Sjögren (enfermedad caracterizada por afectar a las glándulas encargadas  de producir saliva, lágrimas o secreciones mucosas pero que además está considerada también una enfermedad reumática); artritis reumatoide; y el síndrome antifosfolípido (estado autoinmune que aumenta el riesgo de trombosis tanto en arterias como en venas y ciertas complicaciones relacionadas con el embarazo, como abortos espontáneos, muerte fetal o partos prematuros).

 

Lo que se pretende es buscar perfiles moleculares comunes entre quienes padecen las citadas enfermedades, para lo cual, además, se compararán con 600 individuos sanos a fin de determinar únicamente aquellas características moleculares que causan la enfermedad.

 

Fuente: PTS