Facebooktwittermail

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Reino de España han firmado un acuerdo de 515 millones de EUR para financiar inversiones públicas hasta el año 2018 en investigación, desarrollo e innovación en España. El acuerdo fue ratificado en Madrid por Román Escolano, vicepresidente del BEI, y Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación.

 

El préstamo del BEI proporcionará financiación a actividades de I+D+i encaminadas a mejorar la competitividad de la economía española. Estas inversiones forman parte de la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación 2013-2020, y responden a los objetivos prioritarios de la Unión Europea dentro del programa Horizonte 2020 para mejorar la innovación e investigación así como para favorecer la creación de empleo.

 

El conjunto de las inversiones están enfocadas a apoyar tres subprogramas incluidos en el plan estratégico español: i) la promoción del talento en I+D+i y su empleabilidad, ii) fomento de la investigación científica y técnica de excelencia, y iii) actividades de I+D+i orientadas hacia los retos globales de la sociedad.

 

Alrededor de un 65% de los fondos se concederán en forma de subvenciones y el 35% en forma de préstamos a entidades privadas. Los beneficiarios de estos fondos serán investigadores, entidades y empresas de todas las regiones españolas.

 

El acuerdo referido, se suma a otro suscrito el 28 de julio de 2014 con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), por un importe de 200 millones de EUR, destinado a financiar proyectos de investigación, desarrollo e innovación promovidos por pymes y empresas de mediana capitalización.

 

Esta operación pone de manifiesto la importancia de la inversión en I+D+i como herramienta para fortalecer la competitividad de la economía, fomentar el crecimiento y la creación de empleo.

 

Sobre el Banco Europeo de Inversiones (BEI):

 

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea cuyos accionistas son sus Estados miembros. Facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE.

Fuente: Ministerio de Economía y Competitividad