Facebooktwittermail

 

Con estas jornadas se inicia un ciclo trimestral de encuentros técnicos para mejorar la formación en seguridad laboral de ramas de actividad específicas

 

La Dirección General de Seguridad y Salud Laboral de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha celebrado en Sevilla las jornadas técnicas Prevención de Riesgos Laborales en el Sector de las Energías Renovables, un foro que ha servido para inaugurar un ciclo trimestral de encuentros técnicos cuyo objetivo es mejorar la formación de las empresas en sectores específicos y analizar sus riesgos laborales.

 

Las primeras jornadas técnicas, que fueron inauguradas por el director general de Seguridad y Salud Laboral, Francisco Javier Zambrana, se han centrado en las energías renovables, ya que se trata de un sector en el que Andalucía lidera a nivel nacional varias de sus ramas de producción, como la energía solar térmica, la biomasa eléctrica y biocarburantes o la termosolar.

 

Estos encuentros de carácter trimestral pretenden cubrir los principales sectores y actividades económicas para que las empresas puedan conocer, de primera mano, la problemática específica que les afecta en prevención de riegos laborales, así como los últimos avances o los riesgos emergentes.

 

A lo largo de las jornadas, han participado como ponentes expertos de empresas de primer nivel del sector, como Siemen; Sacyr; Abeinsa; Abengoa Solar o Cobra Energía, además de la propia Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables en Andalucía (APREAN). Los expertos han explicado sus experiencias ante 50 responsables de prevención de firmas andaluzas dedicadas a las energías renovables que ha asistido a las jornadas.

 

Este ciclo de encuentros está incluido dentro de las distintas actuaciones recogidas por la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud Laboral, que fija como uno de sus objetivos la mejora continua de las condiciones de trabajo y la formación en prevención de riesgos. La Estrategia Andaluza, que encara 2014 como su último año de vigencia, ha desarrollado en sus tres primeros años de ejecución 91 líneas de actuación y 9 objetivos específicos, que han contribuido a disminuir, desde su primer año de aplicación, en un 25% la siniestralidad laboral, según el índice de incidencia en Andalucía.

 

En mayo de este año se ha puesto en marcha el III Plan de Actuación que desarrollará la recta final de la Estrategia Andaluza. Esta nueva programación, de carácter bianual, comprende 132 acciones distintas que van a desarrollar 72 de las 91 líneas de actuación que se planteaban en la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2010-2014. También va a mantenerse el impulso inversor con un gasto público de 6,5 millones de euros en las distintas políticas de seguridad y salud laboral.

 

Con este III Plan de Actuación se avanzará en la eficacia de la labor preventiva con el denominado Ciclo de Intervención Pública para la Mejora de la Seguridad y la Salud Laboral, que se compone de un diagnóstico sobre la situación de un sector o un riesgo específico; un análisis de buenas prácticas sobre el mismo sector o riesgo concreto; asesoramiento a las empresas sobre esta buena práctica detectada; y una evaluación final de los resultados y control de cumplimiento.

 

Fuente: Junta de Andalucía