Facebooktwittermail

 

Sánchez Maldonado apuesta por aumentar la proyección exterior del sector de la piedra de Almería, la zona de explotación más importante de España

 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha participado en la presentación de la ‘Iniciativa Estratégica para la Cooperación y la Internacionalización’ del sector del mármol de Macael (Almería), un documento de diagnóstico que permite conocer la situación, potencialidades y expectativas del sector, así como los elementos que pueden favorecer posibles estrategias de cooperación e internacionalización destinadas impulsar la demanda y mejorar la competitividad.

 

Sánchez Maldonado ha destacado que el análisis del sector del mármol de Macael pone de manifiesto las dificultades por las que atraviesa, debidas fundamentalmente a su vinculación con el sector de la construcción en España. La fuerte caída de la demanda interna que se viene produciendo desde 2008 a causa de la crisis económica general, y del sector inmobiliario en particular, ha tenido un fuerte impacto en todas las empresas que conforman el sector de la piedra natural en España, que está apostando por las ventas al exterior, una línea en la que el consejero ha animado a seguir avanzando.

 

El sector de la piedra natural engloba fundamentalmente tres tipos de actividades: extracción de materiales, transformación y distribución. Andalucía es la comunidad autónoma con un mayor número de industrias dedicadas a la piedra natural, con el 23% del total nacional, y en Almería abarca una extensión de 800 kilómetros cuadrados, englobando, de forma directa o indirecta, a 14 municipios y a una población total de alrededor de 43.000 habitantes. El eje central (Macael, Olula del Río, Fines, Cantoria, Líjar y Purchena) extrae alrededor de un millón de toneladas de mármol al año, siendo la zona más importante de explotación del territorio nacional.

 

En su intervención en la presentación de la Iniciativa, el titular de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha hecho un planteamiento prudente sobre las previsiones macroeconómicas para 2014: “Una cosa es dejar de decrecer y otra dejar atrás la crisis. Podremos decir que estamos superando esta crisis cuando comencemos a remontar los graves efectos que ha tenido en nuestra economía”, ha señalado. Del mismo modo, ha insistido en que para salir de la crisis es “ineludible” un cambio en la política económica que está desarrollando el Gobierno central. “Es necesario que el impulso de la demanda externa reactive la inversión y el consumo, actualmente muy limitados debido a la falta de financiación y a la caída de la renta y el empleo”.

 

En el ámbito competencial del Gobierno andaluz, ha añadido, se están haciendo grandes esfuerzos por mantener una estrategia de recuperación que combina políticas que estimulan el crecimiento económico y el empleo, que mantienen los derechos sociales y que dan cumplimiento a los objetivos de consolidación fiscal y presupuestaria que nos exige el Gobierno de España. “Para propiciar la recuperación de la economía y del empleo, es necesario impulsar un tejido empresarial más amplio y bien dimensionado y, sobre todo, con un mayor peso del sector industrial”, ha explicado.

 

En esta línea, Sánchez Maldonado ha destacado que la reindustrialización de la economía andaluza es un objetivo prioritario. En los últimos cinco años, las pymes industriales han experimentado una reducción acumulada del 24,3%, fundamentalmente debido a los problemas de financiación que afectan a todo el país. Consciente de este problema, el Gobierno andaluz ha decidido financiar con capital riesgo público a las pymes industriales andaluzas a través de un Programa de Recapitalización de las Pymes industriales que estará dotado inicialmente con 150 millones de euros. Este programa, ha explicado, supone un cambio de la cultura de la subvención a la del incentivo en las propias políticas de apoyo empresarial.

 

Otro reto de la economía que ha señalado el consejero es extender el valor de la internacionalización, un punto sobre el que ha anunciado la presentación del nuevo Plan Estratégico de Internacionalización de la Economía Andaluza 2014-2020, que buscará aumentar el número de pymes exportadoras y ganar mayores cuotas en los mercados emergentes.

 

Para potenciar la regeneración del tejido empresarial andaluz y la creación de empleo, la Junta trabaja en favorecer el crecimiento de la productividad y de la innovación, a través de programas como el Cheque Innovación o el Programa Localiza-In, que financia, en colaboración con los ayuntamientos, hasta el 70% de la instalación de empresas en espacios de innovación. Al convenio ya suscrito con el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y el Ayuntamiento de Málaga, se suman los de Mengíbar y Almería, que se firman esta semana. El consejero ha señalado además el apoyo al emprendimiento y el autoempleo mediante los 214 Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE) repartidos por toda Andalucía, que cuentan con más de 850 alojamientos empresariales.

 

Fuente: Junta de Andalucía