Facebooktwittermail

 

Andalucía continúa siendo la primera comunidad autónoma en creación de ‘spin off’ universitarias de España

 

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha impulsado, a través del programa Campus Plus, la creación de 162 empresas de base tecnológica, que han recibido incentivos por valor de 21 millones de euros. Estas firmas, que han generado una inversión de 35,4 millones de euros y más de 660 empleos de alta cualificación, continúan manteniendo a Andalucía como la primera comunidad autónoma en creación de empresas ‘spin off’ universitarias de España.

 

El director general de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), Antonio Valverde, y el rector de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, han firmado un convenio de colaboración en virtud del cual la institución académica continúa prestando su apoyo a este programa, que aprovecha las fortalezas de la iniciativa Campus, diseñada en 2004 para apoyar la creación de empresas de base tecnológica mediante préstamos participativos. De las 162 empresas creadas, 28 proceden de esta universidad. Estas firmas recibieron un incentivo de cuatro millones de euros, generaron una inversión privada de siete millones y crearon 161 puestos de trabajo.

 

Además, el programa amplía su campo de actuación para dar respuesta a las nuevas necesidades de las empresas andaluzas basadas en el conocimiento y en la innovación, y acompañará a los emprendedores andaluces con mayor talento y potencial en el desarrollo de su actividad empresarial.

 

Campus Plus incorpora como principales novedades la ampliación de las ayudas financieras a fases posteriores a la de creación de la propia compañía (fases de crecimiento y desarrollo), para lo cual tendrán cabida instrumentos como el recientemente puesto en marcha Fondo de Emprendedores Tecnológicos. Concretamente, en la fase de creación de las empresas, éstas podrán ser incentivadas con préstamos participativos de hasta 200.000 euros y en las fases de crecimiento y desarrollo podrán recibir hasta 1,5 millones de euros en forma de préstamo participativo o como entrada minoritaria y temporal en el capital de las empresas.

 

De igual forma, se incorporan instrumentos de carácter no financiero, como acompañamiento personalizado para el reforzamiento del modelo de negocio, asesoramiento en materia de propiedad industrial, internacionalización o cooperación, entre otros elementos cruciales para el desarrollo competitivo de una empresa en sus primeros años de vida.

 

Fuente: Junta de Andalucía