Facebooktwittermail

Se trata del primer simulador del mundo concebido para la formación y capacitación en la lucha contra incendios y la emergencia

 

 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha destacado el papel del el Sistema de Entrenamiento Integrado para la Lucha Contra Incendios Forestales (SEILAF) como un paso más en el proceso de diversificación en el que está inmerso el sector aeronáutico andaluz y que el Gobierno andaluz apuesta por reforzar.

 

Sánchez Maldonado ha informado en el Parlamento del proyecto SEILAF, el primer simulador del mundo concebido para la formación y capacitación en el ámbito de la lucha contra incendios y la emergencia, un sistema para el entrenamiento, la formación y la investigación en la lucha contra incendios forestales que utiliza las últimas tecnologías disponibles en simulación táctica, aeronáutica, meteorológica y de comportamiento del fuego.

 

A través de la simulación, ha indicado el consejero, esta novedosa plataforma tecnológica permite el entrenamiento y la capacitación de los profesionales que intervienen en un incendio forestal, como brigadistas,  técnicos de extinción, coordinadores aéreos y pilotos de helicópteros.

 

Se trata, ha señalado, de un proyecto de colaboración público-privada, ubicado en el Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía (Aerópolis) y promovido por el Centro Andaluz de Innovación y Tecnología de la Información y las Comunicaciones (CITIC) y apoyado por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. Para su ejecución ha requerido de la participación del Centro Avanzado de Tecnología Aeroespaciales (CATEC) y la Universidad de Córdoba, como entidades públicas, y la Fundación para el Desarrollo Aeroespacial de Andalucía, FADA (entidad gestora de CATEC), la compañía de simulación Indra Sistemas y la empresa aeronáutica Faasa Aviación.

 

El sistema permite desarrollar programas formativos específicos según las necesidades de los clientes, dando como resultado el entrenamiento y capacitación necesaria para dotar del conocimiento necesario y las habilidades concretas para una respuesta eficiente y eficaz ante un incendio forestal, su comportamiento y su extinción.

 

La plataforma está integrada por tres simuladores, que pueden actuar de forma individual o conectados entre sí: para pilotos de helicóptero en misiones de extinción de incendios; de coordinador de medios aéreos en incendios forestales; y de Técnico responsable de la extinción. Entre ellos, destaca el simulador de un helicóptero Bell 412, de los más usados en la lucha contra incendios forestales y que ha sido certificado recientemente por la Agencia Española de Seguridad Aérea.

 

Los simuladores están interconectados, de manera que se puede lograr simular un incendio forestal y entrenar, al mismo tiempo, al piloto del helicóptero que está realizando labores de lanzamiento de agua, al coordinador de los medios aéreos del incendio y al técnico de extinción de incendios, que desde el Puesto de Control, fijo o móvil, evalúa las condiciones y tomas las decisiones oportunas para lograr la extinción.  También existe un puesto de monitorización donde los monitores y evaluadores preparan los distintos programas de entrenamiento individualizado y siguen el progreso de los practicantes.

 

Fuente: Junta de Andalucía