Facebooktwittermail

PUES y HAPR simplificarán procedimientos y generarán una respuesta inmediata en procesos como la puesta en servicio de instalaciones industriales.

  

La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha aprobado la entrada en funcionamiento de dos tramitadores telemáticos que reducirán procedimientos administrativos y agilizarán la puesta en marcha de establecimientos e instalaciones industriales, además de impulsar la actividad en el ámbito empresarial. Ambas herramientas, denominadas PUES (Trámite de puesta en servicio de instalaciones industriales) y HAPR Empresas (Presentación de la declaración responsable para el acceso a una actividad de servicios industriales), permitirán un ahorro global estimado en siete millones de euros anuales, ya que los ciudadanos y empresas que necesiten realizar estos trámites, antes sólo factibles de manera presencial, podrán ahora realizarlos desde cualquier equipo con conexión a Internet.

 

La directora general de Industria, Energía y Minas, María José Asensio, ha explicado que las ventajas del sistema no se limitan sólo a una cuestión económica, ya que “el ciudadano va a resultar beneficiado, pues podrá realizar sus trámites durante las 24 horas del día todos los días del año, sin necesidad de desplazarse a las sedes administrativas”. Asimismo, ha añadido que será bueno para la Administración, “que reduce significativamente el trabajo administrativo asociado a la tramitación de estos procesos”.

 

En este sentido, se considera que el tramitador PUES permitirá gestionar anualmente unos 35.000 expedientes, mientras que el HAPR hará lo propio con unas 2.000 declaraciones responsables. Por tanto, el nuevo sistema implicará una descongestión en la gestión administrativa, ahorro económico a las empresas y agilización de los procedimientos administrativos.

 

Del mismo modo, esta nueva vía de interrelación entre empresas y Administración autonómica permitirá reducir significativamente los plazos de respuesta. Así, se suprime el plazo de 20 días para resolver la puesta en servicio de un importante grupo de instalaciones, de manera que todas las que no requieran expresamente una autorización de otra naturaleza estarán sujetas a un trámite de respuesta inmediata.

 

Por lo que respecta al HAPR, el procedimiento es el mismo, pues se emite automáticamente un justificante de haber presentado la declaración responsable que, de acuerdo con la normativa sectorial, posibilita el inicio inmediato de la actividad para un importante grupo de empresas que antes de la Directiva de Servicios requerían autorizaciones expresas.

 

Para Asensio, con estas nuevas herramientas, la Junta de Andalucía va en consonancia con la normativa europea, que limita los controles administrativos previos y flexibiliza las condiciones para el inicio de algunas actividades, “y da pasos adicionales, acelerando todos esos procesos vía on line, y evitando así desplazamientos o trámites innecesarios para el ciudadano”.

 

Conforme a lo establecido en la propia Orden reguladora, el tramitador HAPR estará operativo el 27 de marzo, mientras que el PUES lo estará el 11 de abril. Además, para el caso de este último se establece un periodo de tres meses de coexistencia del anterior procedimiento y el telemático, siendo éste el único posible a partir del próximo mes de julio.

 

Esta simplificación y agilización administrativa no supondrá en ningún caso una disminución del control y supervisión de la Administración, ya que se reforzará el control a posteriori de los expedientes que se tramiten conforme al nuevo procedimiento, tanto de la documentación presentada en cada momento por los solicitantes, como de las propias instalaciones, mediante los correspondientes planes de inspección destinados a la vigilancia de la seguridad industrial.

 

Fuente: Junta de Andalucía