Facebooktwittermail

La Consejería de Economía y Conocimiento ha abierto a consulta pública el borrador del nuevo Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) 2020. Tras el anuncio publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), el texto está disponible en el portal www.paidi2020.es, medio por el que además se recogerán durante los próximos veinte días las aportaciones que la comunidad científica así como el conjunto de la ciudadanía quieran realizar a este documento estratégico.

El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, ha subrayado “la importancia de apostar e invertir en este ámbito si de verdad queremos conectar la Economía y el Conocimiento como es la obligación de mi departamento”.

La Junta espera movilizar unos 16.000 millones de euros en el marco de este plan de aquí a 2020, siendo el 50% de fondos públicos y el otro 50% de fondos privados. Respecto a los fondos públicos, el titular del departamento ha manifestado que unos 500 millones de euros se esperan captar de convocatorias europeas, en torno a 2.000 millones de euros en el marco de convocatorias nacionales, y unos 5.500 millones de euros se aportarán con fondos de la Junta de Andalucía, “lo que pone de manifiesto la apuesta decidida del Gobierno andaluz por la política científica”.

El PAIDI 2020 es el principal instrumento de programación, coordinación, dinamización y evaluación de una política de I+D+I, desde la identidad y especificidades propias de la región, con el fin último de construir una herramienta para impulsar el desarrollo social, cultural y económico, con especial atención a la recuperación económica y la creación de empleo.

Así, y sin olvidar la ciencia básica, uno de los retos fundamentales del plan será el acercamiento de la investigación al tejido productivo, potenciando mecanismos para la óptima transferencia del conocimiento y creando un entorno favorable a la innovación con lo que dar impulso al liderazgo empresarial. Los recursos humanos contarán con una atención especial, evitando la descapitalización e incentivando el retorno del talento investigador. La reforma institucional será, igualmente, un eje básico del plan, partiendo de la revisión del sistema de agentes del conocimiento.

El nuevo PAIDI supone, por otra parte, la adaptación de las directrices andaluzas en materia científica y de innovación al nuevo marco europeo, nacional y regional. Así, sintoniza con las líneas maestras marcadas por Horizonte 2020, principal instrumento para el desarrollo de la iniciativa emblemática europea “Unión por la innovación”. De igual modo, integra los objetivos definidos en la Agenda por el Empleo, en el Programa Operativo FEDER y las prioridades de especialización inteligente recogidas en la Estrategia de Innovación de Andalucía 2014-2020 (RIS3).

Todo ello tiene su reflejo en seis objetivos generales, 22 objetivos específicos y un total de 78 acciones que se sustentan en cinco ejes: el fortalecimiento y la reordenación del sistema de I+D+i, tanto a nivel de grupo como de infraestructuras; la optimización de la financiación, con el aumento de la inversión privada como clave; una gobernanza integradora, basada en la transparencia, la participación y el conocimiento abierto; una economía inteligente del conocimiento así como una orientación del mismo a la sociedad, como fin último de toda la estrategia.

Proceso de redacción

Con la apertura del PAIDI 2020 a participación pública y la consulta con los agentes sociales se cumplen los últimos pasos previos a la remisión del texto consolidado para su aprobación por parte del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Un proceso iniciado por este mediante acuerdo que define los aspectos fundamentales del proceso como el contenido base del plan, los pasos a seguir en su elaboración o la composición de la Comisión de Redacción.

La Consejería de Economía y Conocimiento, como responsable de coordinar la política científica andaluza, ha sido la responsable de elaborar el documento base teniendo en cuenta tanto la normativa y programas nacionales como europeos de I+D+i, junto a las correspondientes opiniones, aproximaciones, enfoques, aportaciones y sugerencias de expertos y actores regionales de la I+D+I. Para ello, ha contado con la participación de representantes de todos los departamentos implicados con la investigación del Gobierno andaluz, presentes en todo el proceso de redacción.

Así, en una primera fase, se recabaron opiniones de grupos de expertos, conformados por vicerrectores de investigación de las Universidades andaluzas, representantes de centros y parques tecnológicos, así como representantes de centros de investigación ubicados en Andalucía.

De este proceso de consultas surgió la propuesta inicial del PAIDI, presentado ante el Consejo Andaluz de Universidades, sobre el cual ya han emitido sugerencias y aportaciones los distintos Agentes del Conocimiento acreditados.

Más de una docena de medidas de retorno del talento

Ramírez de Arellano ha destacado también en el Parlamento que el nuevo Plan Andaluz de Investigación (PAIDI) recogerá una docena de medidas específicas para la formación, retención, recuperación y captación de talento.

El consejero ha explicado que la labor del Gobierno andaluz en la retención y atracción del talento se dirige a crear las condiciones necesarias para ello como expresión de la igualdad de oportunidades y de una economía social basada en el conocimiento, que haga funcionar el modelo productivo, creando empleos de calidad.

Para el consejero, esta cuestión tiene dos dimensiones, una relacionada con la retención y atracción de talento en el ámbito de lo público, y otra con la incentivación a las empresas andaluzas para este tipo acciones, que deben impulsar su carácter innovador y mejorar su competitividad, sin tener que recurrir a devaluar los salarios o las condiciones laborales.

Sobre esta última cuestión actúan medidas planteadas en el Plan Económico de Andalucía (Agenda por el Empleo 2014-2020), entre otros documentos estratégicos impulsados por el Gobierno andaluz.

Respecto al sector público, el titular de Economía ha lamentado las restricciones económicas y de tasa de reposición del Gobierno de España, que han provocado problemas en las plantillas y frustración de posibles carreras, daños que no han logrado ahorros relevantes.

Pese a la crisis y a estos recortes, ha recordado que la Junta ha desplegado programas para impulsar la formación internacional de los jóvenes titulados y el intercambio de talento, como Talentia, Talent Hub y Talent Posdoc; ha abierto la puerta, en cuanto ha sido posible, a la contratación de Ayudantes Doctores por necesidades de docencia y de investigación, y ha articulado incentivos y un decreto ley (2/2015) para favorecer el retorno del talento andaluz dentro de los ámbito de oportunidad de la estrategia RIS3.

El consejero ha reiterado el compromiso del Gobierno andaluz con estos programas y ha añadido que en el desarrollo de las nuevas políticas de I+D+i, recogidas en el nuevo Plan Andaluz de Investigación (PAIDI), que se aprobará en los próximos meses, se prevén más de una docena de medidas específicas para recuperación y captación de talento.

El objetivo de estas medidas es aumentar el nivel de excelencia y cualificación del personal científico, agilizar y mejorar su movilidad regional, nacional e internacional, y facilitar la incorporación y el retorno al Sistema Andaluz de Conocimiento de capital humano cualificado.

Fuente: Junta de Andalucía