Facebooktwittermail

 

La consejera de la Presidencia e Igualdad se reúne con la rectora de la UMA, con la que ha acordado reforzar la colaboración para que el talento “no tenga que marcharse”

 

La consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha reafirmado la defensa de la Junta de una universidad pública que es la que “permite tener en estos momentos un talento y un conocimiento en la comunidad, que serán importantes a la hora de salir de la crisis”. Díaz ha mantenido un encuentro con la rectora de la Universidad de Málaga (UMA), Adelaida de la Calle, con la que ha coincidido en la necesidad de coordinación entre el Gobierno autonómico y la universidad para “evitar la fuga de talento” de la comunidad.

 

Concretamente, han acordado la colaboración en programas de formación para pymes, “que permitan que las pequeñas empresas en Andalucía puedan utilizar el capital humano que suponen los doctores en la universidad”, ha apuntado.

 

Díaz ha señalado que esta coordinación es muy importante, ya que “de esta crisis saldremos invirtiendo en talento y conocimiento, que es nuestra prima de este siglo y la que nos va a hacer competitivos”. En este sentido, ha destacado las líneas de trabajo conjuntas entre la universidad y los sectores tecnológicos y el tejido productivo, de las que la UMA “es un ejemplo”.

 

Según la consejera, estas iniciativas pueden evitar “la fuga del talento”. En su opinión, “no es posible que una tierra como la nuestra esté permitiendo que se vayan los mejores y los mejor formados, aquellos en los que hemos invertido, porque son el PIB del futuro de nuestra tierra”. Por este motivo, ha defendido que “una sociedad como la nuestra necesita ser competitiva y necesita retener el talento de los mejores y, para ello, hay que hacer una apuesta importante por el emprendimiento, por el conocimiento y la investigación”.

 

Falta de liquidez

En el encuentro, la consejera ha explicado que también “se han abordado los elementos que debe incluir el futuro Pacto por Andalucía que firmemos con el sector de la universidad” y la “falta de liquidez que atraviesan estas instituciones en el conjunto del territorio”.

 

Díaz ha lamentado que esta situación “coincide con una falta de crédito general del conjunto de las instituciones y que necesita un compromiso claro y nítido del Gobierno de España”. De esta forma, ha demandado que el Ejecutivo nacional pueda “tener en cuenta una modificación en la prelación y en la capacidad que nos da a las comunidades autónomas a la hora de imputar los recursos que vienen del FLA y que permita que llegue oxígeno a la comunidad universitaria”.

 

En relación con las becas, la consejera le ha trasladado a la rectora la preocupación de la Junta de Andalucía por unos recortes del Gobierno central que “están provocando dificultades a muchos jóvenes que en estos momentos no cuentan con los recursos económicos para cursar sus estudios universitarios”. En su opinión, es necesario que el Ejecutivo nacional tenga “la misma sensibilidad” que “ya tiene la Junta y que se ha reflejado tanto en el incremento del presupuesto que destinamos a becas como en los precios públicos de la primera y segunda matrículas”. En este punto, ha recordado que “en Andalucía la matrícula más cara es más barata que la más barata de la comunidad de Madrid”.

 

Susana Díaz ha señalado que estos datos demuestran la “voluntad de un gobierno para que los alumnos no sean discriminados por razones económicas”, y que los recortes del Ejecutivo nacional pueden afectar a “los avances de tantos años, que han permitido una educación pública potente, en la que hubiese un sistema de becas que protegiera el talento de aquellos jóvenes que, desde la cultura del esfuerzo, están aportando y construyendo este país”.

 

Fuente: Junta de Andalucía