Facebooktwittermail

La presidenta de la Junta recalca que la solución al encaje de Cataluña “no pasa ni por un trato desigual ni por ningún pacto fiscal”

 

 

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado en una entrevista concedida a Onda Cero que la comunidad contará de forma “inminente” con una nueva Ley de Formación con la que potenciar la unión entre Universidad y empresas de forma que resulte más útil a sus beneficiarios y mejore las posibilidades de empleabilidad.

 

“La formación hay que cambiarla, y en Andalucía lo vamos a hacer sacando de manera inminente una ley que va a ligar la universidad al tejido productivo”, ha detallado la presidenta andaluza. La previsión de la Junta pasa por poder llevar el anteproyecto de ley al Consejo de Gobierno a finales del mes de julio.

 

Díaz ha añadido que es consciente de que acceden a este tipo de cursos normalmente optan por hacer la formación o prácticas en un destino en el que tengan alguna perspectiva de poder continuar su vida laboral. De ahí que, ha reiterado, el objetivo que se fija esta nueva Ley de Formación sea el de “unir la universidad al mercado laboral a través del tejido productivo y de las empresas”.

 

Ni trato desigual ni pacto fiscal con Cataluña

 

Otro de los asuntos abordados ha sido el problema del debate territorial suscitado por la Generalitat catalana. La presidenta andaluza se ha mostrado preocupada porque “cada vez queda menos tiempo para intentar el acuerdo, el diálogo y el entendimiento” y ha lamentado que no haya ningún gesto para intentar resolver el problema.

 

Una solución que, como ha defendido de forma rotunda, “no pasa ni por un trato desigual ni por ningún pacto fiscal”. “Las asimetrías no me gustan nunca; me gusta más la igualdad y la equidad. Creo que, dentro del federalismo, hay muchos modelos, y el que prefiero es el que respeta las singularidades y la diversidad desde la igualdad”, ha razonado Susana Díaz, que insiste en que la salida al pulso soberanista “pasa por revisar el modelo de financiación, que se está aplicando mal, para buscar un sistema más equitativo”.

 

“¿No es justo que en todos los rincones de España se reciba lo mismo por el coste de los servicios públicos? Pues eso no está pasando en estos momentos. Hay comunidades que están hiperfinanciadas y otras que estamos mal financiadas”, ha criticado, para lamentar que “todo eso forma parte de un debate que el Gobierno de España rehuye”, poniendo como ejemplo lo sucedido en el reciente Consejo de Política Fiscal y Financiera, en el que el ministro de Hacienda se negó a afrontar un cambio en el modelo de financiación autonómica alegando que las comunidades autónomas no se ponen de acuerdo.

 

“Eso es un error. Cuando hay un problema, hay que afrontarlo y tener capacidad de liderar la solución. Si dejamos que el problema siga ahí, al final acabará convirtiéndose en lo que tenemos con Cataluña, un grandísimo problema que ya va más allá de la financiación y se ha instalado en los sentimientos”, ha reflexionado al respecto la presidenta de la Junta.

 

Fuente: Junta de Andalucía