Facebooktwittermail

La presidenta de la Junta destaca que el futuro Instituto de Crédito Público de Andalucía incluirá fondos reembolsables y ayudas del ICO y del BEI

 

 

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha anunciado que el plan de apoyo financiero para pymes industriales, dotado con 150 millones de euros, será aprobado por el Gobierno andaluz en la primera quincena de diciembre.

 

Díaz se ha referido a este plan en la sesión de control al Gobierno celebrada en el pleno del Parlamento de Andalucía, como uno de los instrumentos que la Junta va a poner en marcha para contribuir a que el crédito llegue a las empresas andaluzas.

 

Además de este programa para pymes industriales, la Junta va a constituir el Instituto de Crédito Público de Andalucía, que se va a poner “al servicio de las empresas” y coordinará distintos instrumentos financieros: 1.400 millones en fondos reembolsables, así como fondos del Instituto de Crédito Oficial y los del Banco Europeo de Inversiones, según ha detallado la presidenta.

 

Igualmente, Díaz ha dicho que el Instituto de Crédito incorporará, tal y como vienen reclamando los empresarios, un sistema de compensación de deuda entre las pymes.

 

Susana Díaz ha recalcado que desde Andalucía “no vamos a permitir que se den por perdidos los 40.000 millones del rescate a la banca por unos bancos que van a obtener beneficios y que no van a devolver el crédito a familias ni a empresas”.

 

Según la presidenta de la Junta, el sistema financiero ha sido “saneado entre todos” y, sin embargo, “no repercute en la vida de los ciudadanos”, algo que ha considerado inexplicable, porque, ha dicho, “a quién decimos que es un ‘rescate limpio’, como asegura el Gobierno central, si las pymes y autónomos no van a poder invertir”.

 

Díaz ha recordado que, en las diversas reuniones que ha mantenido con el tejido empresarial de la comunidad, le han trasladado dos problemas: el exceso de trabas administrativas, en el que ya está trabajando el Ejecutivo andaluz, y la falta de financiación.

 

Según la presidenta, las empresas andaluzas necesitan ganar volumen y, para ello, es preciso que fluya el crédito. Sin embargo, ha criticado que el Gobierno central “se ha ocupado de la banca y no del tejido productivo”.

 

La presidenta de la Junta ha reclamado, además, “más Europa” en la salida de la crisis, pero una salida que pase por la Europa de los ciudadanos, de la igualdad de oportunidades, más democrática y que esté al servicio de las personas y no de los bancos.

 

Díaz se ha referido a los nuevos ajustes que Bruselas ha reclamado al Gobierno de España, a los que Mariano Rajoy ha respondido anunciando más recortes.

 

Susana Díaz ha rechazado aplicar más recortes en las personas que necesitan “más protección” y ha denunciado que la “brecha” de la desigualdad va a aumentar si el Gobierno central aplica una “nueva vuelta de tuerca de la reforma laboral”. “No estamos en el camino correcto, hemos entrado una espiral contraria que no va a facilitar el crecimiento”, ha dicho.

 

“Basta ya de imposiciones de austeridad”, ha reclamado Díaz, que ha defendido la “receta” diferente de la Junta de Andalucía, que persigue la “eficiencia en el gasto para poder invertir, crear empleo y mantener los servicios públicos”.

 

Fuente: Junta de Andalucía