Facebooktwittermail

El Parque Científico Tecnológico de Córdoba, Rabanales 21, ha acogido unas jornadas en las que se ha debatido la importancia de apostar por la I+D+i como estrategia de diferenciación empresarial en un entorno cada vez más competitivo e internacional.

El encuentro, organizado por Rabanales 21 y la Fundación CajaSol,  ha reunido a medio centenar de empresarios y ha sido inaugurado por el presidente de Rabanales 21, Manuel Pineda, y Carmen González, delegada de Fomento del Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Córdoba.

Pineda ha animado a las empresas a crecer y consolidarse a base de innovación y de nuevos conocimientos y ha recordado que Rabanales 21 es el lugar dedicado a “apoyar y ayudar a las empresas a poner en marcha su innovación a través de ayudas y acciones de apoyo a estas actividades”.

En las jornadas “Cómo crear un departamento de I+D en el entorno de Rabanales 21” han participado grandes empresas, centros tecnológicos, Universidades y organismos públicos de financiación como el Centro de Desarrollo Tecnológico e Industrial, CDTI o la Agencia de Desarrollo e Innovación de Andalucía, IDEA.

En una de las ponencias, el Vicerrector de Innovación, Transferencia y Campus de Excelencia de la Universidad de Córdoba, Enrique Quesada, ha explicado la labor de esta institución para el fomento de la I+D. En otra, el director general de Tecnalia, Gerardo Jiménez, ha analizado el papel de los centros tecnológicos como entornos de innovación.

El punto de vista sobre la importancia de la innovación en el diseño ha sido aportado por Surgenia. En estas jornadas también se ha podido conocer la labor de la Universidad Loyola Andalucía en cuanto a investigación e innovación se refiere, a través de una charla ofrecida por su vicerrector de investigación, Carlos García Alonso.

Para informar de las ventajas que supondría para una empresa instalar su departamento de I+D en el entorno de Rabanales 21, se ha puesto como ejemplo el caso de la empresa Silos Córdoba.

Como su Director de I+D+i, José Cabrera, ha explicado, la empresa comenzó instalando su departamento de I+D en unas oficias del edificio Aldebarán del Parque Tecnológico. El objetivo era que los ingenieros se sirvieran del ambiente del entorno para mejorar e innovar en materiales, componentes y procesos productivos.  El siguiente paso natural, al verse cumplido los objetivos, ha sido trasladar las instalaciones de la empresa al Parque Científico Tecnológico de Córdoba.

El encuentro se ha cerrado con una mesa redonda donde se han debatido los principales puntos expuestos a lo largo de las diferentes ponencias. En el foro han participado representantes de empresas como Magtel, Silos Córdoba, Aceitunas Torrent y Esmedagro.

Fuente: Rabanales 21