La calidad en productos hortofrutícolas, elemento imprescindible para las empresas agroalimentarias

El Centro Tecnológico TECNOVA (CT TECNOVA), ha organizado en sus instalaciones ubicadas en El Alquián, una jornada técnica sobre desinfección postcosecha, para garantizar la calidad y seguridad alimentaria de los productos hortofrutícolas. A las mismas, han asistido representantes y técnicos de calidad de empresas hortofrutícolas interesadas en profundizar en las diferentes alternativas desarrolladas en el campo de la higienización y desinfección de productos hortofrutícolas que éstas producen y comercializan.

 

La jornada ha contado con ponentes de amplia experiencia tanto en el ámbito de la investigación como en el marco empresarial. En este sentido, Encarnación Aguayo Giménez. Dra. Ingeniero Agrónomo, profesora Titular de la Universidad Politécnica Cartagena en el Área de Tecnología de Alimentos, ha expuesto una panorámica general sobre el estado del arte de los diferentes higienizantes usados actualmente en postcosecha. Por parte de D. Francisco Pérez, Responsable de Calidad-I+D, del Grupo PRIMAFLOR, y uno de los mayores especialistas en producción de vegetales de hoja de I y IV gama, ha expuesto la dilatada experiencia de este grupo empresarial, haciendo especial énfasis en los esfuerzos que vienen llevando a cabo en la gestión de aspectos tan importantes como el análisis de peligros y riesgos, así como los diversos protocolos de gestión encaminados a garantizar la seguridad alimentaria, desde el punto de vista de la inocuidad del alimento.

 

En lo que respecta al Centro Tecnológico TECNOVA, han intervenido dos miembros especializados en la materia y pertenecientes al Área de Tecnología Postcosecha y Envasado. Por una parte, Joaquín Pozo, Dr. en Ciencias Químicas, especialidad en bioquímica y biología molecular, ha explicado las potenciales aplicaciones de uso de bacterias ácido-lácticas y las bacteriocinas producidas de forma natural por éstas, ya que se trata de un campo poco abordado y con buenas perspectivas de futuro. Por otro lado, Andrés Conesa, Dr. Ingeniero Agrónomo y Diplomado Superior en Ingeniería y Aplicaciones del Frío, ha hecho referencia a las posibilidades de uso de la tecnología UV-C, al tiempo que ha expuesto parte de los resultados obtenidos en un proyecto realizado en colaboración con la empresa Ingro Maquinaria y financiado por la Agencia IDEA y los fondos FEDER. El proyecto se ha basado en el desarrollo de un equipo de aplicación de luz ultravioleta de carácter germicida, en diferentes productos hortofrutícolas, tanto frescos como mínimamente procesados, lo cual tendría una gran utilidad en las empresas hortofrutícolas. Los asistentes pudieron contemplar asimismo el mencionado prototipo situado en las propias instalaciones del Centro Tecnológico Tecnova.

 

Durante la visita, los asistentes también pudieron ver los laboratorios de microbiología, análisis sensorial, así como la cocina destinada a diferentes procesos de innovación gastronómica, entre otros. En los laboratorios, se realizó una breve exposición sobre el uso de la tecnología NIRs, como herramienta de determinación no destructiva de parámetros de calidad de rutina (color, ºBrix, acidez, etc), de posible aplicación tanto el control de la maduración y recolección, como en centrales hortofrutícolas. Para finalizar la jornada, se realizó una visita a la planta piloto destinada a la elaboración de productos mínimamente procesados en fresco (IV gama), que tiene como principal objetivo dar servicio a las empresas interesadas en iniciarse en la producción de este tipo de elaborados.

 

Seguridad alimentaria, base fundamental del sector agroalimentario

La seguridad alimentaria, de productos vegetales enteros o mínimamente procesados en fresco (4ª gama), tiene cada vez más importancia, dado el aumento de las alertas sanitarias generadas en los últimos años. Si no somos capaces de garantizar productos inocuos, los perjuicios acarreados al consumidor, pueden ser en algunos casos muy graves, junto con las pérdidas económicas y de imagen que ello conlleva.

 

En este sentido, el lavado y la desinfección constituyen una etapa muy importante en la industria hortofrutícola, que se convierte en crítica e imprescindible en aquellas que elaboran productos vegetales de 4ª gama. El desinfectante universal por excelencia, es el cloro, dado su amplio espectro de acción y su bajo coste. No obstante, se buscan alternativas que puedan lograr productos más saludables o procesos de higienización más respetuosos con el medioambiente. Por ello, las líneas de trabajo a seguir son varias, y van desde la búsqueda de nuevos sistemas de tratamiento postcosecha basados en tecnologías emergentes, a combinaciones de tecnologías ya existentes, pasando por el estudio de conservantes naturales, nuevos envases, etc.

 

Desde Tecnova, es fundamental prevenir todo tipo de alertas sanitarias alimentarias, como las generadas en los últimos años y que han causado tantas pérdidas económicas y de mala imagen al campo agrícola. Es por ello que el Centro Tecnológico aboga y promueve todo tipo de técnicas de innovación aplicadas a la agricultura para garantizar la calidad así como la inocuidad de los productos vegetales que habitualmente se consumen. La consecución de estos objetivos, significa no sólo asegurar la salud del consumidor, sino que desde el punto de vista de la empresa, es vital para garantizar la imagen y disminuir las pérdidas económicas ocasionadas en postcosecha. La obtención de productos vegetales seguros es siempre importante y resulta crítica en aquellos como es el caso de los de IV gama. Por otra parte, se busca actualmente, el uso de productos o tecnologías que resulten más respetuosos con el medio ambiente y/o que garanticen la obtención de productos más saludables.

 

Fuente: Tecnova