Facebooktwittermail

Un equipo de investigadores del equipo iTEAM (Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia) de la Universidad Politécnica de Valencia (España) ha creado el primer desfasador fotónico de señales de radiofrecuencia de banda ancha sintonizable. Debido a que está basado en un único elemento semiconductor la fabricación del mismo será más barata y reducirá su consumo en un 80%

El estudio recibió fondos del proyecto GOSPEL (Gobernar la velocidad de la luz), financiado mediante el área temática Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) del Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE por valor de 2,19 millones de euros. Los resultados del estudio se han publicado en la revista Optics Express.

José Capmany, director del iTEAM de la UPV enumeró dos factores significativos de esta contribución. “La relevancia de esta contribución es doble”, explicó el Dr. Capmany. “Por una parte, la reducción en el número de componentes necesarios, que es de un 75 % comparado con diseños anteriores, permite un ahorro en espacio ocupado por el desfasador a la hora de su integración en un chip y, en consecuencia, en los costes de fabricación. Por otra parte, al reducirse el número de elementos activos de 5 a 1 supone un ahorro en consumo energético de hasta un 80 %.”

Los desfasadores ópticos para señales de radiofrecuencia son elementos clave en la instalación de sistemas de telecomunicación mixtos de banda ancha, que combinan la transmisión por fibra óptica y la transmisión por radio. Constituyen además la base de la convergencia entre redes, necesaria para poder habilitar el acceso ubicuo a aplicaciones de banda ancha en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Las aplicaciones del desfasador abarcan desde satélites terrestres o radioastronomía hasta sistemas para radioenlaces de microondas, antenas de radar, comunicaciones de banda ultraancha o aplicaciones de radiofrecuencia para automóviles. En cada una de ellas, contribuye a mejorar el flujo de transmisión de la información, evitando la saturación y garantizando un funcionamiento óptimo de todo el sistema de comunicación.

Los autores aseveraron en el artículo lo siguiente: “En nuestro caso concreto, se puede lograr dentro de un ancho de banda superior a 1 Ghz. Filtros más estrechos permitirían trabajar a frecuencias menores, pero a costa de utilizar un ancho de banda de menor frecuencia. En la actualidad se está estudiando la forma de operar en ancho de banda y aportar ecualización de la potencia de salida.”

Salvador Sales, investigador del ITEAM, añadió en relación a los resultados que: “Los desfasadores basados en tecnologías de microondas tradicionales están limitados en ancho de banda y la posibilidad de sintonización es reducida. En cambio, al emplear tecnología fotónica, se consigue vencer ambas limitaciones.”

Fuente: CORDIS – Servicio de Información en I+D Comunitario