Facebooktwittermail

 

Un grupo de investigación ha desarrollado un método para lograr la disolución en agua de pigmentos carotenoides, mediante la encapsulación en polisacáridos formados por monoesteres de sacarosa, a través de una reacción enzimática. Además, en comparación con otros complejos generados para el mismo objetivo, estos son más estables: mayor estabilidad química (reflejada en una mayor resistencia a la oxidación y en que, si se adiciona disolvente, los carotenoides no pasan al mismo) y térmica. Por lo tanto, estos complejos carotenoide polisacáridos son muy útiles para la formulación de alimentos, en particular las bebidas funcionales, por su naturaleza acuosa.

Referencia MITAndalucía: MIT_TO-0011848

  

Más Información: http://www.juntadeandalucia.es/economiainnovacionyciencia/mitandalucia/?q=ver_perfil&id_perfil=11848