Facebooktwittermail

El Ifapa y la empresa ajera ‘La abuela Carmen’ han desarrollado este proyecto I+D, que ha sido presentado en Córdoba

 

 

El presidente del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), Víctor Ortiz, acompañado por el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Zurera, y el presidente de la empresa ajera ‘La abuela Carmen’, Manuel Vaquero Ortiz, ha presentado en Córdoba los principales resultados del proyecto I+D para la elaboración de ajo negro, una inciativa marcada por el éxito tanto en la transferencia de la tecnología requerida para la fabricación de dicho producto como en la buena acogida en exportación que ha tenido la primera partida de ajo negro que se ha comercializado recientemente en Andalucía.

 

Tal y como ha explicado Ortiz “mediante la investigación y desarrollo del proceso de fabricación de este producto, genuino en Andalucía, se está brindando una salida muy interesante al sector ajero, dado el alto precio que el kilo de ajo negro puede alcanzar en el mercado, y, por tanto, propiciando la diversificación de un sector sometido a la fuerte competencia, en precio que no en calidad, del ajo procedente de China. Sin lugar a dudas, la producción de ajo negro, así como de productos similares de alto valor añadido, en nuestra comunidad autónoma, puede representar un salto cualitativo importante, por tratarse de productos muy valorados en los mercados, debido, principalmente, a sus cualidades saludables o funcionales”.

 

El proyecto de fabricación del ajo negro, ejecutado durante 2012-13 mediante un contrato de I+D entre Ifapa y la empresa cordobesa ‘La abuela Carmen’ culminó en junio de este año con la implantación de dicho proceso en la citada empresa, pionera en Andalucía en la fabricación de este producto. El desarrollo del proyecto ha tenido lugar en las instalaciones del Centro Ifapa de Palma del Río, y en las propias de la empresa que, para la transferencia del proceso de fabricación, ha facilitado medios materiales, producto y personal y además ha asumido la financiación de esta iniciativa.

 

Valores saludables

El ajo negro es un tipo de ajo fermentado que se emplea como ingrediente alimentario en la cocina asiática y que se obtiene mediante la fermentación prolongada de bulbos de ajo enteros a alta temperatura y humedad. Su sabor es dulce y almibarado, con toques de vinagre balsámico y ha adquirido una importante proyección internacional, al convertirse en un ingrediente utilizado en la alta cocina. Es el caso de países como Estados Unidos donde el ajo negro fue introducido como un producto saludable y muy apreciado, al tratarse de un alimento muy rico en antioxidantes que además se añade a bebidas energéticas. En Tailandia es muy demandado por aumentar la longevidad de los consumidores.

 

Los análisis realizados por el Ifapa en Palma del Río constatan el fuerte incremento de antioxidantes durante el proceso de fabricación, quintuplicando el valor del producto respecto al contenido en antioxidantes del ajo fresco. Otra ventaja del ajo negro es que debido a su sabor dulce, que recuerda al regaliz, permite el consumo directo del producto sin necesidad de cocinarlo o aderezarlo.

 

Fuente: Junta de Andalucía