Facebooktwittermail

Juan Gadeo ha presidido, por vez primera como representante de CITOLIVA, la reunión ordinaria del mes de junio del Patronato de la Fundación.

Gadeo ha adelantado los proyectos de I+D+i en los que ya trabaja la institución de cara al el próximo año y ha destacado el incremento en un 50% de las propuestas europeas presentadas a la convocatoria Horizonte 2020 con las que CITOLIVA consolida la presencia del sector del aceite en el nuevo escenario de la innovación europea. Sus resultados traerán importantes avances en materia de innovación social, aportarán las claves de la valorización de subproductos en la industria agroalimentaria, y mejorarán la calidad de los aceites y su trazabilidad, incrementando la competitividad y rentabilidad de las pymes.

Además, en el ámbito nacional, trabajará en investigaciones punteras que supondrán un avance en la mejora del perfil nutricional y saludable de los alimentos fritos con aceite de oliva virgen y fortalecerá la cartera de servicios tecnológicos orientada a estos fines que generarán un valor diferencial frente al competidor y asegurará el éxito de las empresas. En este sentido el presidente de CITOLIVA ha hecho especial hincapié en la apuesta de la Fundación por reforzar el carácter empresarial, incrementando el papel de las empresas como motor del desarrollo económico y el bienestar social; a la vez que ha destacado la fuerte apuesta que realizará la fundación en el próximo año por potenciar la cultura del aceite de oliva, poniendo en marcha nuevas iniciativas y diseñando un paquete formativo sobre AOVE y maridaje, durante el cual se realiza una revisión a través del perfil organoléptico de los alimentos y, sobre todo, del aceite para buscar aquellas combinaciones que sean más adecuadas y se complementen en todos los aspectos.

Por su parte la Directora General de CITOLIVA, ha explicado que en este último año el número de clientes que han confiado en los servicios ofertados por CITOLIVA se ha duplicado, los que se ha traducido en una tendencia al alza de los ingresos por prestación de servicios al sector privado. “Nuestros principales clientes han sido por este orden: 1) Empresas productoras, transformadoras y comercializadoras de aceituna y aceite, 2) Entidades privadas vinculadas al sector oleícola, y 3) Otro tipo de industrias agroalimentarias. Encontramos, asimismo, una pequeña pero significativa representación de entidades públicas de investigación” ha señalado.

Fuente: Citoliva