Facebooktwittermail

El centro tecnológico andaluz referente en innovación y desarrollo tecnológico en el sector del olivar y del aceite ha organizado recientemente una jornada en la que ha puesto de manifiesto la importancia de adecuarse a la normativa vigente en materia de pesaje

 

La importancia de adecuarse a la normativa vigente y cumplir con la legislación actual en materia de pesaje para ganar en fiabilidad y seguridad fue una de las principales conclusiones y recomendaciones que se extrajeron de la jornada empresarial celebrada recientemente en Jaén, en la que CITOLIVA aportó al sector oleícola las claves para optimizar la producción de aceite de oliva a través un correcto control en la pesada.

Durante la jornada, que reunió a más de 40 empresas, instituciones públicas y profesionales procedentes del sector oleícola y agroalimentario, intervinieron los representantes de Verificaciones Industriales de Andalucía, S.A. (VEIASA), entidad verificadora de los sistemas de pesaje. José Manuel Serrano Vargas, Coordinador de los Laboratorios Centrales Metrología y Jefe de Laboratorio Magnitudes Mecánicas de VEIASA, explicó los sistemas de control metrológico de los instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático y automático. Por su parte, Manuel Carmona Hernández, Técnico Adjunto del Laboratorio Central de VEIASA, se refirió al control metrológico que se aplica sobre los registradores de temperatura y termómetro, y los aparatos surtidores de combustible.

Ambos coincidieron en resaltar la importancia de llevar a cabo un correcto control en la pesada durante el proceso de elaboración del aceite ya que ofrece fiabilidad, garantía y seguridad tanto al usuario del dispositivo como al propietario del mismo; y advirtieron de la necesidad de lucir en un lugar visible la leyenda “no sometido a control metrológico’ para todos aquellos equipos sujetos a un control metrológico y que no se ajusten a la normativa en vigor. Asimismo, hicieron especial hincapié en la recomendación, por un lado, de comprobar, a la hora de adquirir equipos, si están o no sometidos a control metrológico en función del uso final de los mismos y si lo están, asegurarse de adquirir aquellos que cumplen con los requisitos legales exigidos con el fin de evitar situaciones posibles sanciones; y por otro lado, dar fiabilidad a los procesos en los que se integren. Y todo ello, en el marco de una jornada que puso de relieve el gran desconocimiento que existe en el sector del olivar y del aceite en general, de la normativa aplicable a equipos sujetos al control metrológico.

Normativa que en la actualidad cumplen empresas líderes del sector oleícola como PADILLO SL., miembro de CITOLIVA, que acaba de lanzar al mercado el primer sistema de pesaje certificado por el Centro Español de Metrología (CEM). Este certificado, que es el primero que expide este organismo en España para este tipo de básculas, supone la validación los sistemas de pesaje de PADILLO para Metrología Legal, cumpliendo con el Real Decreto 889/2006 de 21 de julio y con la Directiva 2004/22/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 31 de marzo de 2004, además de cumplir con las recomendaciones de la OIML R107, y los convierte en los más fiables, eficientes y tecnológicamente avanzados del mercado, al tiempo que garantiza la máxima fiabilidad y seguridad para el sector. Por lo tanto, trae consigo un importantísimo avance en materia de pesaje, ya que da la posibilidad a los productores de adecuarse a la normativa vigente y cumplir con la actual legislación, algo que hasta la fecha no ocurría.

 

CITOLIVA
CITOLIVA es una fundación privada sin ánimo de lucro, creada para implantar innovadoras metodologías y sistemas tecnológicos que solucionen de manera efectiva las demandas y necesidades del sector oleícola.

La entidad responde a estos desafíos identificados durante años de experiencia profesional, a través de la profesionalización e introducción de estrategias innovadoras y tecnológicas en el sector del aceite y del olivar.

Sus principales objetivos son posicionarse como Centro Tecnológico referente a nivel nacional e internacional y reforzar su función como eje de interconexión entre las Unidades de Investigación y el Sector Oleícola.

En cuanto a su vocación, ésta ha sido siempre la de desarrollar una nueva manera de hacer las cosas y de usar la investigación de mercados y del sector, para poder obtener información útil, en términos de tecnología e innovación, que ayude en el proceso de toma de decisiones, la creación de valor  y la proyección sectorial.

 

Fuente: Citoliva