Facebooktwittermail

La empresa de investigación de mercado IDC afirmó que China representará el 26,5 por ciento de las ventas de teléfonos inteligentes en 2012, frente al 17,8 por ciento en Estados Unidos.

China superará a Estados Unidos como el mayor mercado para teléfonos inteligentes, en momentos en que aumenta la oferta de dispositivos de bajo coste, afirmó un estudio publicado este jueves.

La empresa de investigación de mercado IDC afirmó que China representará el 26,5 por ciento de las ventas de teléfonos inteligentes en 2012, frente al 17,8 por ciento en Estados Unidos.

“De cara al futuro, el mercado de teléfonos inteligentes en la República Popular China seguirá impulsado por el segmento de los dispositivos de menos de 200 dólares equipados con el (sistema operativo de Google) Android”, dijo Wong Teck-Zhung, analista senior de IDC.

“A corto plazo los precios en el segmento de menor rango se reducirán a 100 dólares y menos a medida que la competencia por la cuota de mercado se intensifica entre los vendedores de teléfonos inteligentes”.

IDC afirma que el pasaje a 4G, o a redes móviles más rápidas, será otro catalizador en el crecimiento y que ese crecimiento se está produciendo en casi todos los mercados.

“El hecho de que China supere a Estados Unidos en ventas de teléfonos inteligentes no significa que el mercado en Estados Unidos se haya estancado”, afirmó el analista de IDC, Ramón Llamas.

“Ahora que los teléfonos inteligentes representan la mayoría de las ventas de teléfonos móviles, el crecimiento se espera que continúe, pero a un ritmo más lento. Todavía hay un mercado para los nuevos usuarios, así como prósperas oportunidades de actualización” para el resto de los usuarios.

IDC dijo que prevé un fuerte crecimiento en India, que tiene la menor penetración de teléfonos inteligentes en Asia, en tanto los operadores presenten planes más asequibles y mejores subsidios. Para 2016 estiman que India será el tercer mercado mundial.

Otra encuesta de esta semana señaló que los teléfonos inteligentes representarán la mayor parte del mercado mundial de teléfonos móviles en 2013, impulsado por la creciente demanda de los consumidores tanto en los países ricos como en los emergentes.

 

Fuente: Cibersur