Facebooktwittermail

● La energía eólica marina, también denominada ‘Offshore’, es un tipo de energía renovable de gran potencial, ya que los vientos en alta mar son un 40% más frecuentes y regulares que en tierra

 

● Este ámbito de actividad será prioridad en el próximo Programa Marco de Innovación de la Unión Europea ‘Horizonte 2020’, a través de la línea denominada ‘Energía Azul’

 

El Centro Tecnológico Metalmecánico y del Transporte, CETEMET, se ha especializado en cálculos estructurales de emplazamientos marinos, un servicio de I+D+i necesario para el desarrollo de proyectos de energía eólica marina, también denominada ‘Offshore’.

En este sentido, según Francisca Guerrero, gerente de CETEMET, “nuestro equipo, especializado en estructuras offshore, realiza cálculos con herramientas como Ansys, un programa de elementos finitos con paquetes de cálculo específicos que permite realizar simulaciones de corrientes marinas”.

 

Actualmente la tecnología eólica marina en España se encuentra en pleno desarrollo. En palabras de la representante del Centro Tecnológico ubicado en Linares, “el objetivo de CETEMET es ser referente en Andalucía y optimizar la implantación de los generadores eólicos en estos entornos marinos. Son lugares poco propicios para su colocación debido a las duras condiciones ambientales que presentan y suponen un verdadero reto desde el punto de vista del cálculo de estructuras metálicas”.

 

Referencia andaluza en Europa

La energía eólica marina, también conocida como Offshore, es una de las prioridades de la Unión Europea en su próximo Programa Marco de Investigación de 2014 a 2020, denominado ‘Horizonte 2020’. Se trata de un tipo de energía renovable con un elevado potencial en España, ya que es una fuente de energía autóctona, inagotable y que garantiza la sostenibilidad ambiental al no contaminar y reducir el consumo de combustibles fósiles.

 

De esta forma, los vientos en alta mar pueden ser un 40% más frecuentes y regulares que en tierra, por lo que son emplazamientos más productivos que los terrestres. Además, el transporte en barco de estos elementos es menos dificultoso que el traslado en camiones o trenes, ya que las embarcaciones marinas permiten transportar cargas de grandes dimensiones y, por tanto, de mayor potencia.

El auge de la eólica offshore ha sido motivado por la dificultad actual de encontrar nuevas zonas sin explotar en tierra con buenas condiciones de viento. Este ámbito de actividad en España se encuentra en fase de investigación, aunque ya está desarrollada en Europa, en países como Reino Unido o Dinamarca, y en China.

 

Fuente: CETEMET