Facebooktwittermail

El proyecto pretende obtener resultados que permitan automatizar operaciones básicas de gestión del tráfico que puedan utilizarse en casos de emergencias que afectaran a la pérdida de comunicaciones de los aviones con  el centro de control.

Los resultados pioneros de esta investigación se experimentarán en 2014 con aviones no tripulados en el Centro de Vuelos Experimentales ATLAS, situado en Jaén.

La investigación forma parte del proyecto europeo PLANET, que cuenta con un presupuesto de unos 7 millones de euros, incluyendo una subvención de la Comisión Europea de casi 5 millones

El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) está trabajando en una línea de investigación dirigida a la realización de sistemas que permitan incrementar la seguridad y eficiencia de operaciones en las pistas, calles de rodaje, plataformas de estacionamiento, hangares, torres de control y demás componentes de un aeropuerto. El proyecto de I+D, ya en marcha, incluye la investigación en nuevos sistemas distribuidos que puedan utilizarse en casos de emergencias que afectaran al centro de control.

“Actualmente los sistemas de control de tráfico son fundamentalmente centralizados,  y,  con nuestro proyecto, lo que queremos es dar respuesta a una hipotética situación en que no pueda funcionar ese centro de control, creando un sistema distribuido que sea capaz de coordinar a los vehículos, y permitir la comunicación entre ellos para que, por ejemplo, pudieran realizarse funciones de aterrizaje de las aeronaves con las suficientes garantías de seguridad”, explica Aníbal Ollero, director científico de CATEC y catedrático de la Universidad de Sevilla, que es coordinador asociado del proyecto PLANET.

Los resultados pioneros de esta investigación representarán una novedad de carácter internacional y se experimentarán en Jaén, utilizando vehículos aéreos no tripulados (UAVs). Las pruebas se realizarán concretamente en el Centro de Vuelos Experimentales ATLAS, que contará con infraestructura para la realización de este tipo de validaciones de proyectos de investigación, incluyendo un aeródromo con una pista de 800 metros y un espacio aéreo segregado de 35 x 30 kms.

Esta fase de experimentación se abordará en 2014 y será la última de un proyecto que se inició en octubre de 2010 y que ahora mismo se encuentra en la etapa de diseño de los sistemas y de investigación de los métodos para probarlos. Los experimentos consistirán en operaciones automáticas de despegue, aterrizaje y taxi, empleando múltiples vehículos no tripulados y sensores inalámbricos en las pistas. Asimismo, se probarán estrategias de gestión del tráfico en un aeropuerto en casos de emergencias tales como la pérdida de comunicaciones de las aeronaves con  el centro de control, haciendo que los vehículos aéreos no tripulados se comuniquen y negocien el aterrizaje y la circulación por la pista. Aunque la experimentación se realizará con UAVs, la idea es que los sistemas puedan aplicarse, en el  futuro, con aviones tripulados.

Esta investigación forma parte del proyecto europeo PLANET, perteneciente al VII Programa Marco de la Comisión Europea, y que cuenta con un presupuesto de 7 millones de euros, de los cuales 5 millones corresponden a la subvención de la Comisión Europea. Además de la automatización de los aeropuertos, este proyecto tiene un segundo campo de aplicación que es la protección del medio ambiente, a través de la utilización de vehículos aéreos no tripulados y redes inalámbricas de sensores. Esta segunda aplicación también se experimentará en España, concretamente en Doñana, “algo que habla de forma elocuente del protagonismo de nuestro país y más concretamente de Andalucía en este proyecto europeo”, comenta Aníbal Ollero. Además de CATEC, en el consorcio de este proyecto participan otros 12 socios de España, Alemania, Reino Unido, Italia y Bélgica. El 38% del presupuesto se gestiona en España.

El proyecto PLANET utiliza resultados obtenidos en el finalizado proyecto AWARE del VI Programa Marco, también coordinado por el catedrático de la Universidad de Sevilla y director científico de CATEC, Aníbal Ollero. Algunos de esos resultados, experimentados entonces en helicópteros autónomos, serán aplicados en aviones autónomos no tripulados, tales como Viewer y X-Vision, pertenecientes a la flota de UAVs de CATEC. La experimentación de este programa también se realizó en Sevilla, concretamente en la fábrica de Protec Fire del Grupo Iturri en Utrera (Sevilla).

CATEC

El Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) es un centro de excelencia que actúa de interfaz entre los agentes del sistema Ciencia, Tecnología y Empresa, y que trabaja para mejorar la competitividad del sector a través de la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación.

CATEC forma parte de las infraestructuras tecnológicas del Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía, Aerópolis, único complejo empresarial e industrial de España dedicado en exclusiva al sector aeronáutico y que se ubica junto al aeropuerto de Sevilla y la factoría de Airbus Military y la FAL del avión A400M.

Las instalaciones de CATEC, que acumulan una inversión de más de 21 millones de euros, cuentan con un espacio de 3.000 metros cuadrados para laboratorios y talleres y 1.500 metros cuadrados de oficinas. La cartera de proyectos de I+D gestionados por CATEC asciende en la actualidad a más 5,5 millones de euros y sus investigaciones y servicios abarcan las áreas de materiales y procesos, ensayos estructurales, automatización y robótica, simulación y software, aviónica y sistemas no tripulados, gestión del conocimiento y plataforma de UAVs.

Fuente: CATEC

logocatweb