Facebooktwittermail

Sánchez Rubio preside la jornada de clausura de la iniciativa, que ha buscado la consolidación de iniciativas a través la experiencia personal y la veteranía

 

 

Casi centenar de emprendedoras han aprendido estrategias de éxito empresarial a través del Programa Hipatia. Así lo ha puesto de relieve la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, durante la jornada de clausura de esta iniciativa del Instituto Andaluz de la Mujer y que tiene como objetivo apoyar la consolidación de empresarias noveles a través de itinerarios mentorizados por empresarias veteranas.

 

El programa ha permitido que 49 empresarias consolidadas transmitan su conocimiento, experiencia y estrategias de negocio a un total de 81 emprendedoras noveles de las ocho provincias en sectores como la formación, el diseño gráfico, las redes sociales, las nuevas tecnologías, el I+D+i, la gestión de residuos, la publicidad y el comercio minorista.

 

Según ha explicado la consejera, la iniciativa pretende apoyar la consolidación de empresas de mujeres “a través de nuevas fórmulas, más colaborativas y cooperativas”. Se trata, ha destacado, “de fomentar nuevos modelos de crecimiento del tejido empresarial andaluz, en los que la eficacia tenga su base en la colaboración y el intercambio de conocimientos y experiencias”. Con ello, ha añadido Sánchez Rubio, “se crean sinergias y una red de cooperación empresarial que impulsa el crecimiento económico”.

 

El programa pasó por un primer período de formación online (de más de 40 horas), en el que tanto mentoras como telémacas se formaron en materia de igualdad de género, habilidades sociales y de comunicación, en el concepto de ‘mentoring’, trabajo en equipo, empoderamiento, liderazgo y ‘networking’ empresarial. Tras ello, se ha desarrollado el proceso de mentorización, con hasta nueve sesiones (inicialmente quincenales y posteriormente mensuales de entre 60 y 90 minutos cada una, en las que cada empresaria veterana ha orientado y trabajado con sus dos telémacas, dentro del mismo sector de actividad. El período de mentorización, de unos seis meses de duración, ha permitido trabajar en estrategias de dirección de empresa, relación con proveedores y clientes, ‘marketing’, gestión de recursos humanos y financiación, entre otras.

 

Para la selección de las participantes se han utilizado como criterios comunes la pertenencia al ámbito asociativo, la participación en redes empresariales, la actividad en sectores especialmente masculinizados, la trayectoria empresarial, el criterio de territorialidad y la responsabilidad empresarial en igualdad y conciliación. Junto a ello, se han desarrollado jornadas provinciales y regionales para ofrecer a las empresarias la oportunidad de hacer ‘networking’, establecer redes de contacto y publicitar sus empresas.

 

La consejera ha subrayado que el programa contribuye, además, a “romper el techo de cristal en el sector empresarial”, donde sólo tres de cada diez personas empresarias son mujeres. En este sentido, Sánchez Rubio ha recordado otras iniciativas del IAM orientadas a fomentar el empresariado y el emprendimiento de las mujeres, especialmente a través de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), como el programa de formación en comercio minorista Comercia Up, el de negocio digital Innovat, la creación de la Red de Cooperación de Emprendedoras, el Servicio de Asesoramiento a Emprendedoras y Empresarias o la formación virtual en igualdad para empresas Igualem, entre otras.

 

Fuente: Junta de Andalucía