Facebooktwittermail

La campaña hortofrutícola 2010/2011 en la provincia de Huelva finalizó con buenos resultados económicos.A la vista del análisis de la Fundación Cajamar, elaborado en colaboración con ADESVA, que se hizo público el 24 de noviembre, la producción creció un 7,9%

Más de noventa empresas, asistieron la presentación del Análisis de la Campaña Hortofrutícola de Huelva 2010/2011, llevada a cabo en el Salón de Congresos del Centro Tecnológico de la Agroindustria, ADESVA, en Lepe, tal y como se celebró el pasado año.

El acto estuvo presidido por D. Francisco Góngora Cañizares, Consejero Delegado Agroalimentario de Cajamar, D. Aurelio Gómez Domínguez, Director Gerente de ADESVA, D. David Uclés Aguilera, Director Servicio de Estudios Fundación Cajamar y en apoyo a esta iniciativa contamos con la intervención de Dña. María José Asencio Coto, Delegada de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía.

Entre las conclusiones del estudio se destacó que la fresa, seguida de la frambuesa, que arrancó con fuerza la campaña pasada, y la mandarina, se alza como el producto hortofrutícola estrella de la provincia. Este trío crece hasta consolidar “la fortaleza” del sector onubense en los mercados, que viene avalada por dos características primordiales para los consumidores, como son la calidad y las garantías sanitarias. Ambas quedaron más que justificadas tras la crisis del E.coli, que causó un fuerte revés en las ventas pero que, finalmente, se ha superado con nota.

El cultivo de fresa mantiene la primera posición en el panorama hortofrutícola, con un incremento medio de su precio del 11,2%, lo que ha favorecido que los ingresos aumentaran hasta el 20,7%. Estas dos cifras positivas vienen de la mano de varios factores que han propiciado una buena producción, tanto en cantidad y calidad (con un aumento del tonelaje del 8,5%), a pesar de que se redujo sensiblemente el número de hectáreas de cultivo.

Los resultados de crecimiento vienen justificados por las buenas condiciones climatológicas, que favorecieron una recolección escalonada que se prolongó hasta bien entrada la primavera.

En el sector de las berries destaca, junto a la fresa, la frambuesa. Por esta fruta han apostado fuerte los productores onubenses para diversificar el sector. El estudio de Cajamar subraya que la frambuesa entró con fuerza la pasada campaña al incrementar su producción un 37,6% y lograr un precio medio durante la campaña de 6,23 euros/kilo. Estos datos la distancian de las otras berries que se cultivan en la provincia como el arándano y la mora.

La evolución que siguieron los cítricos a lo largo de la campaña fue desigual. Destaca la posición que toma la mandarina frente a la naranja en la tabla de resultados. La primera se acerca más a la fresa con un incremento en la producción del 5,5%, escalada que se mantuvo en el comportamiento de los precios, que crecieron un 6,8% con respecto a la campaña anterior, y los ingresos, en un 12,6% más.

Para la naranja no fue su mejor temporada, tras haber logrado muy buenos resultados al amparo del crecimiento del consumo de años anteriores debido a la aparición de la llamada gripe A, que disparó la demanda de cítricos como remedio natural para prevenir esta enfermedad. El resultado fue una caída en los precios del 20,8%, que no se pudo compensar con el incremento de la producción que fue del 9%, lo que dio lugar a una disminución en el valor de la producción del 13,7%.

Descarga el Informe de la Campaña Hortofrutícola de Huelva 2010-11.
 

Fuente: ADESVA