Facebooktwittermail

La iniciativa, en la que colaboran la Consejería de Medio Ambiente y la Universidad de Córdoba, se pondrá en marcha en el monte público Charcofrío de la localidad sevillana

El monte público ‘Charcofrío’ de la localidad sevillana de Aznalcóllar acogerá los trabajos de campo de un proyecto de modelización de pantallas vegetales para la defensa contra incendios forestales. El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha participado en Córdoba en la presentación de este protocolo de colaboración entre la Consejería de Medio Ambiente y la Universidad cordobesa (UCO) en materia de extinción de fuegos, que tiene una duración inicial de 12 meses y una inversión de 40.500 euros.

El principal objetivo de esta iniciativa es desarrollar un procedimiento para la creación de pantallas verdes que dificulten la propagación de las llamas en caso de incendio, recurriendo a la plantación de especies vegetales que se caractericen por su baja inflamabilidad y reducida combustibilidad. Estas pantallas están destinadas a reforzar los sistemas lineales preventivos ya existentes, como los tradicionales cortafuegos y otras áreas, líneas, fajas y bandas colindantes de seguridad.

Asimismo, el proyecto conlleva un estudio que permitirá caracterizar de las especies vegetales más idóneas para tales fines y determinar el método de ingeniería forestal más idóneo para la obtención de resultados positivos. Además, aunque el estudio está dirigido inicialmente a la colocación de estas infraestructuras preventivas en los montes gestionados por la Consejería de Medio Ambiente en la provincia de Sevilla, está prevista la realización de una evaluación económica de las diferentes soluciones que se determinen, a fin de obtener una estandarización que ayude a extender el procedimiento a cualquier ecosistema mediterráneo.

Este protocolo de colaboración se materializará a través del Laboratorio de Defensa contra Incendios Forestales, adscrito al Departamento de Ingeniería Forestal de la Universidad de Córdoba (UCO), y según el consejero, los resultados supondrán un paso adelante “en la labor de transformación y transferencia de los resultados de las investigaciones científicas hacia el campo de la gestión ambiental”.

Feria Internacional de la Caza, Turismo y Medio Ambiente

Por otra parte, el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha visitado Intercaza 2011, la XV edición de la Feria Internacional de la Caza, Turismo y Medio Ambiente, un punto de encuentro para aficionados y profesionales que se celebró este fin de semana en la capital cordobesa. Díaz Trillo ha detallado que la provincia de Córdoba cuenta en la actualidad con casi 1,2 millones de hectáreas de terrenos dedicados a la caza y con un volumen de negocio en el sector cinegético de 909 millones de euros anuales, es decir el 25,4% del total a nivel andaluz, que asciende a 3.583 millones de euros.

Durante la visita, el titular de Medio Ambiente también ha señalado la importancia de la caza como actividad asociada a la conservación ambiental y el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales. En los últimos años, ha explicado, el sector ha experimentado un crecimiento en la provincia hasta duplicarse, produciendo por sí solo unas rentas anuales de 18,1 millones, según la valoración realizada por su departamento en el año 2007. Actualmente existen en Córdoba 47 armerías, 37 granjas cinegéticas de perdiz de reclamo, 724 guardas de coto, así como numerosas empresas de organización de eventos cinegéticos, de control de predadores, y muchas otras que proporcionan abundantes puestos de trabajo.

Según Díaz Trillo, la importancia de la caza en Córdoba también se refleja en la superficie y número de acotados destinados a esta actividad. Así, la provincia dispone de casi el 20% de los cotos registrados en el conjunto de Andalucía, con 1.460 vallados que suman una superficie total de 1.140.372 hectáreas de terrenos cinegéticos (equivalente al 84,2 % de la superficie provincial). Por tipo de aprovechamiento cinegético, existe un fuerte predominio de los cotos de caza menor (1.233) frente a los de caza mayor (237). Asimismo, el número de montes públicos con aprovechamiento cinegético es de 53.

Por otro lado, en Córdoba existen en este momento 31.354 licencias en vigor entre cazadores, cetreros y rehalas. En cuanto al número de capturas, se ha dado una evolución creciente en la provincia a lo largo de los últimos años, hasta alcanzar en la temporada 2009/2010 los 1.053.312 ejemplares, con una mención destacada a especies como el conejo (279.994 ejemplares), zorzal común (210.061), perdiz roja (115.028), paloma torcaz (111.655), ciervo (14.683), zorro (10.777) y jabalí (5.876).

Fuente: Oficina de la Portavoz del Gobierno