Facebooktwittermail

 

 

El consejero de Economía inaugura una jornada sobre esta temática organizada por Diario Sur y la Universidad de Málaga

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, ha destacado en Málaga que la apuesta andaluza por el conocimiento y la competitividad ha permitido avances como un crecimiento del 12% de la I+D y del esfuerzo innovador del sector privado en 2010 (últimos datos disponibles), mientras que en el resto de comunidades autónomas descendieron ambos indicadores.

Ávila ha inaugurado la jornada ‘Conocimiento y competitividad’, organizada por Diario Sur y la Universidad de Málaga (UMA), un tema que ha considerado clave para renovar el tejido productivo e impulsar la recuperación de la economía andaluza. El consejero ha indicado que la base de la estrategia política que tiene en marcha el Gobierno andaluz pasa por el desarrollo de la I+D+i, la cualificación del capital humano, el emprendimiento, la dotación de capital productivo y la internacionalización de la economía.

En este sentido, ha explicado que, a pesar de las dificultades, la apuesta andaluza por el conocimiento y la competitividad comienza a dar resultados, con un crecimiento del 12% de la I+D; un aumento del esfuerzo innovador del sector privado, que invirtió un 3,4% más (1.042 millones de euros), mientras que a nivel nacional se produjo un descenso de casi el 10%; y un crecimiento en 2011 de un 4,8% en el registro de patentes (476), en un contexto de caída en todo el Estado (-5,3%).

Para el consejero, estos resultados están vinculados a que la comunidad cuenta con más de 2.000 grupos de investigación y cerca de 30.000 investigadores, cinco veces más que hace una década.

De este modo, ha reiterado que la educación es la primera de las políticas socioeconómicas, la herramienta más útil para garantizar la igualdad de oportunidades y el crecimiento económico futuro, y ha puesto como ejemplo a la Universidad de Málaga, donde se forman más de 38.000 jóvenes, un 10% más que el año anterior.

A nivel andaluz, en este curso se ha registrado el mayor aumento del alumnado de los últimos 15 años. Actualmente, más 2.000.000 personas se forman en los distintos niveles educativos en Andalucía, 252.000 de ellas en las universidades públicas, un 7% más que en el curso anterior.

Frente a este incremento, Ávila ha señalado que el Gobierno andaluz ha aumentado la dotación destinada a educación, en todos sus niveles, en los presupuestos autonómicos para este año, hasta destinar 7.600 millones a educación y 1.250 millones a las diez universidades públicas.

Desde que Andalucía asumió las competencias en estudios superiores (curso 1986-87), la comunidad ha duplicado el número de universidades públicas (de cinco a diez), se ha triplicado el número de alumnos (de 80.000 a 250.000) y se han cuadruplicado los profesores (de 4.000 a 18.000 docentes).

Logros de las universidades

El consejero ha añadido que hacia el fin de la competitividad se dirigen también los recursos y políticas que las universidades están desarrollando con éxito, como la calificación de Campus de Excelencia Internacional obtenida por el proyecto Andalucía Tech, liderado por las universidades de Málaga y Sevilla; la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior o el diseño de un nuevo mapa de titulaciones que atiende a las necesidades de los sectores estratégicos emergentes en la economía andaluza.

Junto a ello, las universidades andaluzas han sido capaces de realizar el mayor esfuerzo de I+D+i de toda España, con un gasto que en 2010 fue de 723 millones, el 17% del total de las universidades en España, con el apoyo de más de 500 millones en incentivos de la Junta de Andalucía.

Entre los recursos destinados directamente a mejorar la competitividad del alumnado, el consejero ha destacado los resultados de las universidades en programas como Campus, que ha apoyado a los universitarios andaluces en la creación de 156 Empresas de Base Tecnológica (EBT), que han generado más de 740 empleos. La Universidad de Málaga ha sido una de las más activas en este campo al crear 36 EBT (245 empleos).

También el programa de becas Erasmus, que desde 2008 ha permitido que 19.000 alumnos (1.800 de la UMA) se formen en el extranjero, y las becas Talentia, que han respaldado a más de 400 licenciados (61 de la UMA) en el estudio de másteres en las mejores universidades del mundo.

Asimismo, este curso se ha extendido a las universidades el Plan de Fomento de la Cultura Emprendedora, que destinará un total de 200 millones de euros a promover entre los universitarios la creación de actividad productiva.

Como resultado de estas políticas, el consejero ha resaltado el papel de los jóvenes en el emprendimiento en Andalucía. Así, entre 1995 y 2010 el número de empresarios jóvenes (menores de 40 años) ha aumentado un 10,8% en Andalucía, mientras que en el conjunto de las comunidades autónomas ha disminuido un 2,2% (datos EPA).

 

Fuente: Junta de Andalucía