Facebooktwittermail

El consejero ha recordado que el parque ha alcanzado en su 20 aniversario las 584 empresas que emplean a 14.500 personas.

 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, ha destacado en el Parlamento el papel del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), situado en Málaga, como referente internacional entre parques científico-tecnológicos y como motor de la economía malagueña y andaluza.

 

Ávila ha recordado que esta tecnópolis, que cumple este año su 20 aniversario, fue una apuesta de la Junta de Andalucía por un modelo productivo nuevo, basado en la innovación, que rompía los esquemas tradicionales de las concentraciones productivas de la comunidad y aspiraba a convertirse en un enclave donde se facilitara la conexión entre el conocimiento y el tejido productivo. Para el consejero, el PTA ha logrado todo esto y se ha convertido en una historia del éxito del modelo de innovación.

 

Así, ha señalado que el parque ha alcanzado ya las 584 empresas, en las que trabajan 14.500 empleados y que desde el comienzo de la actividad de la tecnópolis han alcanzado un volumen de negocio superior a los 13.500 millones de euros. En este sentido, ha destacado que el parque ha sido responsable directo del cambio estructural que se ha operado en la economía productiva en Málaga, convirtiendo a la provincia y Andalucía en referentes en el sector de las tecnologías de la información.

 

El titular de Economía considera que el PTA ha demostrado en estos años su potencial como motor de crecimiento y dinamización productiva, con logros como la captación de un gran número de empresas de dimensión internacional y de centros de I+D+i, que se han traducido en la creación de puestos de trabajo, la mayoría de ellos de alta cualificación, y en atracción de inversiones.

 

Del mismo modo, ha añadido que el parque es uno de los principales polos de generación de conocimiento y transferencia de Andalucía, con una inversión en I+D público-privada que superó los 100 millones de euros el pasado año, y es la cabecera de redes internacionales y nacionales de innovación, siendo sede de entidades como la Asociación Internacional de Parques Científicos y Tecnológicos (IASP) y la Asociación Española de Parques Científicos y Tecnológicos (APTE), entre otras instituciones.

 

Según Ávila, el PTA ha demostrado también el éxito del modelo de colaboración público-privada, un modelo en el que las empresas cooperan para ser más competitivas y crecer, y en el que ha sido clave el apoyo de las instituciones públicas, en especial de la Universidad de Málaga, que lo ha dotado de capital productivo y de espacios destinados a la investigación.

 

 

Fuente: Junta de Andalucia