Facebooktwittermail

ATLA, ya en marcha y situado en Jaén, y CEUS, que se construirá en Huelva, convertirán a la región en referente en ensayos con drones

 

 

Andalucía será la única comunidad autónoma española y la única región europea que contará en un futuro próximo con dos centros de investigación especializados en sistemas aéreos y aviones no tripulados (UAV), que estarán situados en Jaén y Huelva. Se trata del Centro de Vuelos Experimentales ATLAS (Air Traffic Laboratory for Advanced Systems), ubicado en Villacarrillo (Jaén), y del Centro de Ensayos de Sistemas No Tripulados de Gran Tamaño CEUS (Center of Excellence Unmaned Air Systems), en el municipio de Moguer (Huelva). Ambas iniciativas están incluidas en el Programa de Acción del Sector Aeroespacial Andaluz 2010-2013, puesto en marcha por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, el Clúster Aeroespacial andaluz Hélice y los agentes sociales.

 

Tanto CEUS como ATLAS convertirán a Andalucía en un referente para empresas e instituciones del sector aeronáutico a nivel nacional y europeo en cuanto a investigación en UAV, ya que son únicas en sus características para el ensayo y la certificación de estos sistemas y podrán ser utilizadas por empresas, universidades, centros de investigación y cualquier otra entidad relacionada con este sector para realizar sus validaciones y obtener las certificaciones de sus sistemas y sus prototipos.

 

El Centro de Vuelos Experimentales ATLAS fue inaugurado el pasado 21 de marzo por la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Con una inversión de 4,2 millones de euros, cofinanciada por el Programa Operativo FEDER de Andalucía 2007-2013, cuenta con un aeródromo con pista principal y pista auxiliar, una plataforma de vuelo y un edificio para el seguimiento de las misiones (torres de control, comunicaciones, etc.), además de varios hangares independientes y de talleres de mantenimiento. Las instalaciones pueden albergar hasta cuatro aeronaves de envergadura máxima de 15 metros.

 

ATLAS dispone de una reserva de espacio aéreo segregado en una zona del centro-este de la provincia de Jaén, con una extensión aproximada de 1.000 kilómetros cuadrados. Las principales actividades que se llevan a cabo en este centro son operaciones de aviones no tripulados ligeros y tácticos (hasta 650 kilos de peso), se validan tecnologías de navegación, guiado y control de aeronaves, así como de nuevas técnicas, ensayos y certificación de vehículos UAS y la acreditación de pilotos, operadores y mecánicos.

 

El centro cuenta ya con un cliente de primer orden, ya que la fundación que lo gestiona, FADA-CATEC, ha firmado un acuerdo de colaboración con el Centro Europeo de Investigación y Desarrollo Tecnológico de Boeing para poder hacer uso de las instalaciones.

 

Primer centro de aviones no tripulados de gran tamaño de España

 

Por su parte, CEUS será el primer centro con instalaciones de aviones no tripulados de gran tamaño y tecnología avanzada de España y el más avanzado de Europa. Con una inversión de 40 millones de euros, el centro ha sido impulsado por la Junta de Andalucía (que aporta 9 millones), el Ministerio de Economía a través del FEDER (21 millones) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) del Ministerio de Defensa (10 millones). Comenzará a construirse a mediados de este año.

 

Se ubicará en las instalaciones que tiene el INTA en el Centro de Experimentación de El Arenosillo (Moguer) y contará con una pista de aterrizaje, plataforma para el estacionamiento y operaciones con los aviones, torre de control, hangares, edificio técnico-administrativo y otras instalaciones auxiliares.

 

Con todo ello se ampliarán las actuales instalaciones de este centro, que permitirán la realización de ensayos, validaciones y simulaciones con prototipos que podrán ser de grandes dimensiones (más de 650 kilos de peso total al despegue) y que sean capaces de despegar, volar y aterrizar automáticamente sobre una pista de aterrizaje (hasta ahora en El Arenosillo las aeronaves sólo despegan de plataformas de lanzamiento).

 

Al igual que ATLAS, CEUS también dispone de espacio aéreo segregado permanente, lo que asegura que las aerovías y demás componentes del tráfico aéreo civil no sufrirán ninguna interferencia.

 

La puesta en marcha de estos centros supondrá un impulso a la I+D en un sector como el aeronáutico y generará importantes sinergias en sus entornos al atraer empresas nacionales e internacionales y otras entidades del sector a dos nuevas provincias en el polo aeronáutico andaluz, que hasta ahora se aglutinaba alrededor de Cádiz y Sevilla.

 

Fuente: Junta de Andalucía