Facebooktwittermail

El Hospital Virgen del Rocío y la Fundación Argentina para la Lucha contra Enfermedades Neurológicas Infantiles firman un acuerdo de colaboración en investigación

La Consejería de Salud ha presentado la estrategia digital del sistema sanitario público de Andalucía a los responsables de los ministerios de Salud y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina, en un encuentro bilateral celebrado en Buenos Aires, con el objetivo de dar a conocer las ventajas de la experiencia andaluza en salud electrónica.

En el encuentro, patrocinado por el Ministerio de Salud de Argentina, se han expuesto las líneas estratégicas de la Consejería de Salud, así como las principales características de la sanidad pública andaluza. Entre los aspectos del modelo andaluz de historia digital de salud, destaca que el 100% de la población dispone de su historia de salud digital, independientemente de su lugar de residencia.

El desarrollo de Diraya, la aplicación informática que permite la historia de salud digital, se inició en 2000 y en 2003 comenzó a sustituir al sistema de información sanitaria local usado en los centros de salud. Con el objetivo de que la información clínica de los usuarios estuviera disponible en cualquier centro en que fuera necesario, el sistema se ha extendido progresivamente a los servicios de atención especializada, y es utilizado actualmente en la atención a urgencias, consultas externas y hospitalización.

El eje central de Diraya es la historia clínica electrónica, que incluye toda la información de salud de cada paciente, como sus enfermedades crónicas, alergias, pruebas diagnósticas y de laboratorio, tratamientos, consultas, visitas a consultas externas del hospital y a urgencias o medicamentos prescritos y dispensados. Sólo en 2010 se registraron 39,6 millones de hojas de consulta, 1,1 millones de episodios clínicos de consultas externas y se prevé que, al finalizar este año, un 40% de todos los episodios asistenciales que se atienden en las consultas externas se registrará en la historia de salud única.

De otro lado, en el encuentro con el Ministerio de Salud de Argentina, se ha destacado la prescripción electrónica, que se puso en marcha en Andalucía en 2003. La principal ventaja de este sistema de prescripción y dispensación de fármacos es que evita a los pacientes crónicos tener que acudir a su médico con la única finalidad de recoger las recetas para la continuación de sus tratamientos. Hasta el momento, se han emitido ya más de 300 millones de recetas electrónicas, que han supuesto una reducción del 20% en el número de consultas de atención primaria.

Otro elemento vinculado a Diraya es el módulo de pruebas analíticas, que permite la petición de las mismas online. A finales de 2011, el 50% de la población se beneficiará de este sistema. Además, todos los centros de atención primaria conectados a Diraya tienen acceso a los informes clínicos de radiología contenidos en el módulo de pruebas diagnósticas por imagen.

Hospital Virgen del Rocío

El encuentro con representantes sanitarios argentinos ha servido también para la firma de un acuerdo de colaboración entre el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y la Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Neurológicas de la Infancia en Argentina (Fleni). El acuerdo ha sido rubricado por el gerente del centro sevillano, Francisco Javier Torrubia, y el presidente de la fundación, Alejandro María Capurro, y se centra fundamentalmente en el ámbito de I+D+i.

Tal y como han expresado los dos representantes sanitarios, la cooperación entre ambas instituciones repercutirá en una mejor atención para los usuarios. Inicialmente, las áreas que se han definido como de interés para ambos centros son las neurociencias (neurología clínica, neurología cognitiva, neurología vascular, neurocirugía, neuropediatría, neurointensivismo, neurorradiología, neurorrehabilitación y Parkinson) y la cardiología, aunque también se trabajará en desarrollo tecnológico y sistemas, la aplicación de la telemedicina y la bioingeniería.

Así, se prevé la participación de los equipos asistenciales de ambos centros en proyectos de investigación básica, aplicada y traslacional, así como en la evaluación conjunta de nuevos equipos diagnósticos y tratamientos novedosos, asesoramiento recíproco e intercambio de conocimiento en temas científicos de actualidad, actividades formativas conjuntas, etc. El acuerdo también contempla colaboraciones específicas en todas aquellas áreas de conocimiento que se identifiquen como prioritarias o necesarias cuando ambos centros empiecen a trabajar coordinadamente.

Fuente: Oficina de la Portavoz del Gobierno