Facebooktwittermail

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, preside la presentación de un debate para que Andalucía participe activamente en la definición del futuro sistema español de innovación que el país necesita para mejorar su competitividad.

 

En el debate participarán más de una veintena de prestigiosos expertos andaluces, representantes del mundo académico, empresarial y de las administraciones públicas, que utilizarán como base para la discusión el informe de Cotec “La innovación española en 2020”.

 

El informe apunta que el gasto en I+D de las empresas españolas tendría que alcanzar los 24.800 M€ en 2020, frente a los 7.500 M€ de 2010, lo que exigiría un crecimiento del 12,7% anual, que Cotec considera alcanzable.

 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha presidido en Sevilla junto al presidente de CTA, Joaquín Moya-Angeler, el presidente de la CEA, Javier González de Lara, y el presidente y el director general de la Fundación Cotec, Juan-Miguel Villar Mir y Juan Mulet, la presentación de un debate para que Andalucía participe activamente en la definición del futuro sistema español de innovación que el país necesita para mejorar su competitividad. El encuentro, celebrado en la sede de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), contó con la asistencia de alrededor de 300 representantes de empresas, universidades y Administración relacionados con la innovación andaluza.

 

El celebrado en Sevilla forma parte de una ronda de debates con expertos de los ámbitos público y privado que Cotec inició el pasado mes de octubre en distintos puntos estratégicos de la geografía nacional, y en él participarán más de una veintena de prestigiosos expertos andaluces, representantes del mundo académico, empresarial y de las administraciones públicas, que utilizarán como base para la discusión el informe de Cotec “La innovación española en 2020”.

 

La celebración de este debate en Andalucía responde a que se trata de una de las regiones españolas de referencia en materia de I+D, ya que según los últimos datos de la Estadística sobre Actividades de I+D en España, publicada recientemente por el INE, en 2012 fue la tercera Comunidad Autónoma que registró un mayor gasto en I+D, sólo por detrás de Madrid y Cataluña. Además, tanto la Junta de Andalucía como CTA colaboran muy estrechamente con la Fundación Cotec, una iniciativa para la transformación de la economía y la sociedad españolas sobre la base de la utilización del conocimiento que han impulsado desde sus inicios.

 

Durante la presentación, el consejero de Economía apostó por “reorientar el sistema público de investigación a las necesidades de las empresas para aumentar el gasto privado en I+D y aprovechar mejor esa inversión”, mientras que el presidente de CTA, Joaquín Moya-Angeler, subrayó que “no se puede echar por la borda el gran esfuerzo público y empresarial en I+D acometido en los últimos diez años”, por lo que “urge actuar para situar Andalucía y España al nivel que merecen y necesitan para competir”. Por su parte, el presidente de Cotec, Juan-Miguel Villar Mir indicó que además de ofrecer a la sociedad española una propuesta del sistema de innovación que debería tener el país y cómo llegar a él, con este debate “pretendemos contribuir a reducir el pesimismo, ofrecer razones para confiar en la tecnología española, estimular a los emprendedores y evidenciar las trabas sociales y administrativas que frenan el desarrollo de la empresa innovadora”.

 

El director general de Cotec, Juan Mulet, detalló los contenidos del informe “La innovación española en 2020” en el que se describe la situación actual del sistema español de innovación desde una óptica empresarial y aborda la posición competitiva de España, un análisis de la productividad de la empresa española y la situación de la innovación, así como algunas propuestas de cómo debería ser el sistema español en torno a 2020 para estimular el debate. El documento señala que “España tiene la imperiosa necesidad de crear el valor que le permita mantener el nivel de bienestar alcanzado y eso sólo se consigue con más productos y servicios capaces de competir en el mercado global”.

 

Entre otras propuestas, el informe de Cotec indica que España debería marcarse el mismo objetivo que el resto de la UE de alcanzar el 3% del PIB dedicado a I+D en 2020, y que dos tercios del gasto fuera aportado por empresas y el tercio restante por la Administración. Esto supondría que las empresas españolas tendrían que dedicar 24.800 millones de euros a I+D en 2020, cuando en 2010 dedicaron 7.500 millones, es decir, sería necesario un crecimiento anual del 12,7%, un objetivo que sería alcanzable y necesario. También apunta otros retos, como mejorar la orientación de la investigación y las patentes a las necesidades empresariales.

 

El documento también propone la mejora de la formación y la incorporación de mano de obra cualificada por parte de las empresas para mejorar su capacidad tecnológica, fomentar la creación de empresas de base tecnología y el aumento del tamaño de las empresas, una mayor orientación a la internacionalización, idear fórmulas de financiación que rebajen el riesgo financiero y faciliten la inversión privada en proyectos de innovación, reducir las trabas administrativas y mejorar la cultura innovadora y científica de la sociedad española.

 

Entre los puntos débiles del sistema público de I+D se apunta a la escasa gobernanza en la transferencia de tecnología, la falta de marketing tecnológico (las empresas desconocen las capacidades del sistema público de I+D para resolver sus problemas), el reducido tamaño de los grupos de investigación y el escaso número de investigadores senior dedicados a transferencia.

 

Acerca de la Fundación Cotec

Cotec es una fundación que tiene como misión sensibilizar a las empresas y a la sociedad españolas sobre la importancia de la innovación para el desarrollo del país. Fue creada por un grupo de empresarios siguiendo una sugerencia de S. M. el Rey, Presidente de Honor, tras una visita que realizó a Silicon Valley, a finales de los años 80, en la que pudo comprobar los beneficios del aprovechamiento del conocimiento para generar valor. Cotec funciona como un think-tank especializado en I+D e innovación que actúa como catalizador de ideas, que se someten a debate y consenso entre los diferentes agentes del sistema español de innovación, con el fin de elaborar propuestas que puedan ser valoradas a la hora de tomar decisiones de interés público.

 

Fuente: CTA