Facebooktwittermail

 

El sistema público de investigación impulsa el crecimiento de este indicador, duplicando las cifras registradas en la última década.

Andalucía solicitó en 2011 un total de 477 patentes, un 5,1% más que el año anterior, mientras que a nivel nacional la media de este indicador descendió un 4% en las comunidades autónomas, según la Estadística de Propiedad Industrial de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, recogida por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia.

 

Atendiendo al análisis de las patentes vía nacional, que constituyen en torno a las dos terceras partes del total en el conjunto de las comunidades autónomas, Andalucía registra el 14% y es la tercera región con mayor número de solicitudes, tras Madrid y Cataluña.

 

Destaca el relevante papel del sistema público de investigación, con 146 solicitudes de patentes nacionales presentadas o participadas por universidades públicas andaluzas en 2011, casi la cuarta parte (24,6%) de las solicitadas por el conjunto de universidades españolas el pasado año y más del 30% del total de las que se pidieron en la región. Este indicador registra un elevado incremento respecto a 2010, un 19,9% más, nueve veces superior a la media de las universidades españolas (1,7%).

 

Respecto a la concesión de patentes, en el último informe anual publicado por la OEPM, referido a 2010, se observa que del total de patentes solicitadas en Andalucía por vía nacional (454 en 2010) se concedieron más de la mitad (52,6%). Andalucía fue así la cuarta región con mayor número de concesiones, por detrás de Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana, con un incremento además del 7,2% respecto al año precedente, superior a la media de las comunidades autónomas (6,5%).

 

Comparando las patentes concedidas en el año 2010 con las de 1999, primero para el que se tienen datos, Andalucía se sitúa como la segunda comunidad con mayor incremento absoluto en número de patentes concedidas, 110 más que hace once años, lo que supone casi el doble en este período (85,3%), crecimiento que es muy superior al promedio de las comunidades autónomas (48,8%). En términos acumulados, entre 1999 y 2010 se han concedido 1.883 patentes en la región, que aparece como la cuarta con mayor número de concedidas.

 

Estos resultados reflejan que Andalucía está realizado un notable esfuerzo en términos de generación de conocimiento para su aplicación industrial. De hecho, en los últimos años, y a pesar de la crisis económica, el número de solicitudes de patentes no ha dejado de aumentar, mientras que en el conjunto de comunidades lleva tres años reduciéndose.

 

Las patentes constituyen el principal indicador para medir la producción de la actividad innovadora de una economía, y son precisamente los sectores y ámbitos geográficos más dinámicos aquellos que se sustentan en sistemas productivos tecnológicamente avanzados.

 

Una patente es un título que reconoce el derecho a explotar, en exclusiva, una invención, impidiendo a otros su fabricación, venta o utilización sin consentimiento del titular. Para que una invención pueda ser objeto de patente debe reunir tres requisitos: novedad, actividad inventiva (no debe resultar del estado de la técnica de una manera evidente para un experto en la materia) y aplicación industrial.

 

Existen tres vías para proteger las invenciones: la vía nacional, mediante solicitud individualizada en cada estado; la vía europea, mediante solicitud con designación de entre aquellos países europeos que sean parte del Convenio Europeo de Patentes, y la vía internacional, para obtener protección en cada uno de los estados que forman parte del Tratado PCT (Patent Cooperation Treaty).

 

Fuente: JUNTA DE ANDALUCIA