Facebooktwittermail

La consejera de Hacienda traslada a CCOO y UGT que la creación de empleo y el impulso de la actividad económica son la “máxima prioridad” en el presupuesto para 2014

 

Las políticas de empleo y desarrollo empresarial supondrán 1.485 millones de euros en el año 2014, según ha explicado la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, durante la presentación del proyecto del presupuesto de Andalucía a los sindicatos CCOO y UGT, a los que ha trasladado que la creación de empleo y el impulso de la actividad económica, constituyen la “máxima prioridad” de las cuentas de la Junta para el próximo ejercicio.

 

La consejera ha defendido una política económica “al servicio de los ciudadanos”, en la que, a pesar de la disminución de los recursos disponibles, Andalucía “prioriza las partidas destinadas a impulsar una recuperación sólida y duradera de la economía, la creación de empleo y la redistribución equitativa de sus beneficios a través del apoyo al estado del Bienestar y a la igualdad de oportunidades”.

 

La apuesta del Presupuesto para 2014 por el empleo se manifiesta en que es la única política que sube claramente en el presupuesto para 2014, un 2,8%. Junto a ello, la consejera ha indicado que el próximo ejercicio se incrementa la dotación de programas como la Formación Profesional para el Empleo (3,8%) o el de inclusión social (15,7%). Asimismo, se destinan 200 millones a un Plan de Choque para sectores y colectivos prioritarios; se mantiene el Bono Joven, con una cuantía de 25 millones para incentivar la creación de hasta 6.250 empleos entre los más jóvenes, o la contratación de personas en riesgo de exclusión social, con 60 millones.

 

Montero ha apostado asimismo por un cambio en el modelo productivo “que prime la investigación así como la innovación, la creatividad y el capital humano”, para hacer frente a un incremento de la competitividad y la productividad basado en la pérdida de derechos laborales y el empobrecimiento de las clases trabajadoras. En este sentido, ha reivindicado el papel de las organizaciones sindicales para defender el modelo de estado de derechos, la cohesión social y la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos.

 

Blindar el Estado de Bienestar

La consejera de Hacienda también ha trasladado a los sindicatos su preocupación por los efectos sociales de la crisis económica que está generando un incremento “vertiginoso” de las desigualdades. En este sentido, ha subrayado que la mejor herramienta para favorecer la cohesión social y la igualdad de oportunidades es contar con “servicios públicos eficientes, de calidad y plenamente accesibles” y ha defendido que en Andalucía se blindarán los servicios públicos esenciales (sanidad, educación y dependencia).

 

“Estamos ante un presupuesto de defensa de la igualdad de oportunidades”, ha manifestado, para recordar que ocho de cada diez euros se emplean en las políticas sociales y para defender un modelo que “permite mantener a la sociedad cohesionada, que genera riqueza, que soporta a los sectores más desfavorecidos, que favorece la justicia social”.

 

Concretamente, ha subrayado el compromiso de Andalucía con la atención a la dependencia, a la que se han destinado 7.740 millones desde que se puso en marcha la ley de dependencia en la comunidad, y ha criticado al Gobierno central que ha retirado progresivamente su financiación, de modo que Andalucía deberá afrontar el próximo ejercicio el coste del 72%, es decir, que de cada cuatro euros que se dedica a dependencia, “tres los pone la Junta y uno el Gobierno”.

 

El presupuesto refuerza asimismo las medidas iniciadas para combatir la exclusión social y luchar contra las desigualdades. Montero ha detallado algunas como la partida del Ingreso Mínimo de Solidaridad, que se incrementa un 29,5% y llega hasta los 90,6 millones, con garantía de resolución de dos meses. Por su parte, se mantienen las actuaciones del Plan extraordinario de Acción Social, con 60 millones, se actualiza el complemento autonómico de las pensiones un 2%, frente al 0,25 % de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), y el programa de solidaridad alimentaria recibe 20 millones.

 

Fuente: Junta de Andalucía