Facebooktwittermail

El consejero de Medio Ambiente asiste a la reunión del comité en la que se ha informado del 25 Aniversario del Programa de Anillamiento de Flamencos.

 

El Inventario Andaluz de Humedales cuenta ya con 189 espacios incluidos, que se benefician de un plan de conservación impulsado por la Consejería de Medio Ambiente para preservar la integridad ecológica de estos enclaves y el uso sostenible de los ecosistemas. Desde la aprobación hace diez años del Plan Andaluz de Humedales, se han inventariado 189 de estos lugares, que han recibido una inversión de 330 millones. Estos datos se han expuesto en la reunión del Comité Andaluz de Humedales celebrada en Écija (Sevilla), que ha contado con la presencia del consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo.

Este plan de acción, en cuyo marco se desarrollan y coordinan las actuaciones sobre estos ecosistemas, logró el consenso científico, técnico y social en su redacción. Sus principales instrumentos de gestión son el Comité y el Inventario de Humedales de Andalucía. La comunidad autónoma cuenta con uno de los mayores y mejor conservados patrimonios de humedales de España y Europa. Andalucía posee cerca del 17% de los humedales españoles y el 56% de zonas inundables del país. Estas áreas suponen el 35% de los enclaves incluidos en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía.

En la actualidad existen hasta 189 zonas húmedas catalogadas dentro del Inventario Andaluz de Humedales, de las que 25 (más de 143.000 hectáreas) figuran en la Lista Ramsar de Humedales de Importancia Internacional y hasta 117 forman parte del Inventario Español de Zonas Húmedas.

Durante este tiempo se han puesto en marcha planes y desarrollado modelos de gestión que garanticen la conservación de la integridad ecológica de los distintos tipos de humedales andaluces. Entre estas actuaciones destacan los planes de control de las especies exóticas, la recuperación de especies de organismos acuáticos amenazados, estudios del contexto hidrogeológico de los humedales y un manual anual de caracterización de la integridad ecológica de estas zonas.

En cuanto a la restauración ecológica de los humedales degradados, en estos años se han llevado a cabo varios proyectos LIFE como el de Restauración de Humedales Andaluces, el de Conservación de Hábitats Litorales en la provincia de Cádiz, Restauración y Gestión de Microhábitats Acuáticos en la Cuenca Mediterránea Andaluza y en las lagunas de Zóñar (Córdoba), Medina (Cádiz), Los Tollos (Sevilla), Ruiz Sánchez (Sevilla) y Redonda (Málaga), entre otros.

Asimismo, destacan la eliminación de carpas en las lagunas de Medina y Taraje, la mejora de los hábitats piscícolas y la erradicación de las poblaciones de trucha arcoiris en ríos de Sierra Nevada, así como la ordenación de los acuíferos sobreexplotados en la zona de Fuente de Piedra, en la provincia de Málaga.

De igual modo, se ha puesto en marcha un programa de seguimiento científico que satisfaga las demandas de información de los distintos programas sectoriales del Plan de Acción de Humedales. Por otro lado, se ha otorgado protección legal a los humedales inventariados, reforzando el marco jurídico para facilitar la conservación de su integridad ecológica y promover su uso racional. Para ello existe la figura del humedal andaluz, el programa de deslinde de humedales litorales y de vías pecuarias vinculadas a zonas húmedas.

Por último, el Comité Andaluz de Humedales ha señalado que en estos diez años se ha reforzado la capacidad de gestión y cooperación entre las instituciones relacionadas con la conservación o explotación sostenible de los humedales y se ha incrementado la sensibilización ambiental sobre su valor ecológico, socioeconómico e histórico-cultural. Todo ello con la participación e implicación de las instituciones y la población local.

Conservación de avifauna

Durante el Comité también se ha informado de los 25 años de Programa de Anillamiento de Flamencos en la Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra (Málaga). El programa se desarrolla desde el año 1986 en este espacio protegido y supone un compromiso con la ciudadanía en la conservación de los humedales y la avifauna que los habitan.

En este periodo se han realizado 20 campañas de anillamiento en este humedal, en las que se han marcado 16.023 individuos, el 10,2% de los 157.617 pollos nacidos. En total han participado en esta actividad más de 7.000 voluntarios.

El anillamiento de flamencos es una actividad de voluntariado ambiental que permite la participación de la población colindante a los espacios naturales donde se realiza dicha acción. Permiten marcar a los flamencos con anillas de plástico para su reconocimiento individual y a distancia, sin necesidad de volver a capturarlos. Supone, además, una oportunidad única para que investigadores de distintas universidades y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) puedan tomar muestras biológicas de las aves (sangre, heces, parásitos, plumas, etc.) para proyectos de investigación que de otra manera sería imposible o especialmente difícil llevar a cabo.

Los participantes en el anillamiento proceden de diversas entidades (Estación Biológica de Doñana, Estación Biológica de la Tour du Valat (Francia), Departamento de Zoología de las Universidades de Málaga, Badajoz y Cádiz, Parque Natural Delta del Ebro), ONG (SEO-birdlife, Grupo de Anillamiento MALAKA, SILVEMA, Cañada de los Pájaros, Ave Fénix, Aula del Mar) y vecinos de Fuente de Piedra.

El pasado año, además, dentro de este programa se realizó el cuarto anillamiento de pollos de flamenco en el Paraje Natural Marismas del Odiel y el Espacio Natural de Doñana. En Marismas del Odiel se inició la reproducción de esta especie en 2008 y en estos cuatro años han nacido 2.295 pollos de los que se han anillado 1.759 (el 76,7%). La buena situación hídrica de las marismas del Guadalquivir determinó que en 2011 los flamencos también criaran en Doñana (4.975 parejas, 1.759 pollos) y se anillaran 330 pollos.

 

 

Inventario de Humedales

 

Fuente: Junta de Andalucía