Facebooktwittermail

 

 

Antonio Ávila visita en Almería las nuevas instalaciones, que suponen una inversión de cinco millones y sitúan a la comunidad a la cabeza mundial en esta tecnología

 

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, ha visitado en Tabernas (Almería) las obras de la primera planta solar de geometría variable, que sitúa a la comunidad a la cabeza mundial en esta tecnología.

El consejero ha conocido los trabajos de la denominada ‘Central solar experimental de geometría variable para sistemas de receptor central’, que forma parte de un plan del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables (CTAER). Dicho plan prevé poner en marcha más infraestructuras de investigación, que ofrecerán mejoras en el rendimiento de las centrales solares termoeléctricas. La próxima instalación ya adjudicada que comenzará las obras es la de canales parabólicos y le seguirán los bancos de ensayos de discos Stirling y Fresnell.

La propuesta del CTAER se basa en el concepto de geometría variable. Hasta ahora, todas las centrales de torre, tanto comerciales, como de investigación, funcionan con campos de heliostatos fijos en el terreno y receptores también fijos, sin giro sobre su eje. El CTAER ha estudiado las pérdidas de radiación solar directa ocasionadas por el carácter fijo de los elementos y el considerable efecto que causa en el rendimiento final de las centrales, y ha conseguido avanzar hacia un nuevo concepto de sistema energético termosolar.

Este nuevo planteamiento está marcado por la idea de aumentar la radiación concentrada que alcanza el receptor, mediante el carácter móvil de los heliostatos en el campo y en el giro del receptor en la plataforma de la torre. En la nueva instalación, los heliostatos se convierten en ‘heliomóviles’ y van sujetos encima de soportes móviles que se desplazan de forma automatizada por raíles circulares y concéntricos a la torre, siguiendo el movimiento aparente del sol.

Al mismo tiempo, de forma sincronizada, el receptor gira sobre el eje de la torre, siguiendo el cambio de dirección de la radiación reflejada por los espejos. El dinamismo de todo el sistema se calcula y controla por los correspondientes programas de control por ordenador y, de forma teledirigida, vía wifi, es decir, sin cables. En la instalación propuesta se podrán ensayar nuevos diseños de heliostatos y de receptores.

Mediante el programa de simulación NSPOC, un campo de heliostatos con estas características podría conseguir mejoras capaces de aumentar en un buen porcentaje el rendimiento de una central actual. Durante las horas de sol de un día, la central de geometría variable aumenta el rendimiento en torno al 17% anual. En los meses más soleados, se puede llegar a obtener mejoras de hasta en un 30%.

Situación de las obras

Las obras, con una duración prevista de 12 meses, comenzaron el pasado mes de febrero. Ya se han realizado los hitos más importantes en el proceso de los trabajos, y en esta última fase se están instalando la sala de control y la conexión informática de todos los sistemas, entre otros trabajos. El desarrollo de la ingeniería fue adjudicado a Abengoa Solar y ha sido desarrollado por la UTE Abener Teyma Tabernas. Se espera que para el año que viene la instalación esté en funcionamiento y disponible para los ensayos previstos.

La instalación solar de geometría variable ha contado con un presupuesto de cinco millones de euros, procedentes de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a través de un convenio con el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España, y la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El CTAER cuenta con tres áreas tecnológicas y geográficas. La sede central y área solar de Tabernas (Almería), con recursos principalmente termosolares; la sede aérea de biomasa ubicada en el parque científico tecnológico Geolit, y la sede eólica dentro del parque SEASA, ubicado en Tarifa (Cádiz).

 

Fuente: Junta de Andalucía