Facebooktwittermail

La consejera ha entregado resoluciones de ayudas por 23 millones de euros a 36 beneficiarios andaluces, que invertirán más de 57,7 millones

La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha hecho entrega en Almería de las resoluciones de ayuda para la modernización de invernaderos orientados hacia la producción de tomate y otros hortícolas, con objeto de obtener estructuras de excelencia que contribuyan a mejorar la competitividad del sector. La consejera ha calificado estas instalaciones como “un nuevo modelo de invernadero de futuro y un ejemplo a seguir” por las demás explotaciones hortícolas, ya que son capaces de obtener “productos de mayor calidad, al tiempo que mejoran en eficiencia y sostenibilidad”. No en vano, como ha declarado Aguilera, “el futuro de la horticultura pasa por una disminución de los costes y un incremento sostenible de la productividad”.

Los beneficiarios de dichas ayudas, correspondientes a la convocatoria 2011, ascienden a 36 solicitantes de Almería, Granada y Málaga, que invertirán 57,7 millones de euros, de los que 23,11 millones se financiarán con fondos públicos. En cuanto a las actuaciones a las que se dirigen, destaca la instalación de equipos de cogeneración en los invernaderos, el objetivo principal de un total de 18 proyectos. La inversion almeriense se sitúa en 55,2 millones de euros (22 de ayudas), mientras que en Granada se invertirá 2,5 millones y en Málaga, 18.000 euros.

Aguilera ha destacado la “valentía de estos agricultores que han decidido invertir en sus invernaderos para llevarlos a la vanguardia de la agricultura andaluza” y ha hecho hincapié en que, en cualquier sector económico y, por tanto, en el agrícola, “la innovación es la única forma de avanzar”.

Ayudas para invernaderos de excelencia

Esta línea de ayudas, dentro del marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2007-2013, permite cubrir inversiones de hasta tres millones de euros, con subvenciones que pueden alcanzar el 50%. Destaca, además, la posibilidad de solicitar un anticipo de hasta el 75 por ciento de las ayudas una vez justificadas las inversiones.

Entre los principales objetivos que se persiguen con estas ayudas destacar el incremento de la producción por metro cuadrado mediante la mejora de las condiciones técnicas del invernadero, la incorporación de sistemas de gestión de clima más eficientes como la producción de energía eléctrica mediante cogeneración, o la fertilización carbónica del cultivo mediante el aprovechamiento de la producción de CO2.

De acuerdo con los requisitos que establecía la Orden de Invernaderos de 5 de abril de 2011, las inversiones objeto de subvención deben incluirse en un plan empresarial orientado a mejorar el rendimiento global de la explotación.

Dichas inversiones se pueden destinar tanto a modernización como a construcción de nuevas estructuras, siempre que se cumplan con los requisitos técnicos mínimos. Así, en el caso de modernización de invernaderos, no se exige superficie mínima, mientras que sí se requiere un mínimo de dos hectáreas para la instalación y adquisición del equipamiento necesario para mejorar la eficiencia energética. En ningún caso se subvencionará mediante esta línea la construcción de invernaderos planos o de tipo parral.

Producción bajo plástico en Andalucía

La producción hortofrutícola de invernadero en la comunidad autónoma andaluza se concentra fundamentalmente en las provincias de Almería y Granada, que aportan el 60% de la producción hortícola andaluza.

Por este motivo, Andalucía cuenta para esta línea de ayudas con una dotación total de 120 millones de euros cofinanciados al 50% por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Junta de Andalucía, que se repartirá a lo largo de tres años (2011-2013). En el caso de la presente convocatoria, el presupuesto supera los 23 millones de euros.

Fuente: Oficina de la Portavoz del Gobierno