Facebooktwittermail
El conjunto de las operaciones formalizadas gracias a estos créditos ha permitido la creación y el mantenimiento de casi 20.000 puestos de trabajo.

  

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, valoró la importancia de los fondos reembolsables, instrumentos creados para facilitar el acceso a la financiación a los proyectos empresariales en Andalucía, y recordó que hay 16 fondos disponibles, que cuentan con una dotación global de casi 1.300 millones de euros.

 

En comisión parlamentaria, la consejera repasó la trayectoria de estos fondos, de los que 14 son instrumentos financieros creados por la Junta de Andalucía y dotados con 953 millones de euros, correspondientes a financiación propia; y los otros dos están cofinanciados con recursos de la Unión Europea, derivados de las iniciativas europeas JEREMIE y JESSICA, y cuyo volumen asciende a 246 y 85,7 millones de euros, respectivamente.

 

Aguayo aseguró que estos fondos han demostrado ser un instrumento “con gran potencia generadora de inversión y de empleo”, que “sirve para paliar la escasez de liquidez actual, que ahoga a nuestras empresas”.

 

En este sentido, recordó que desde 2009, el crédito para sectores que no son Administración Pública ha descendido en Andalucía en un 10,36%, “de ahí, que una de las ventajas de los Fondos, sea tratar modestamente de apoyar a las empresas para paliar este vacío de financiación dejado por las entidades financieras en la economía andaluza”, argumentó Aguayo.

 

En cuanto a la ejecución del conjunto de instrumentos, que se articulan a demanda de los solicitantes, no de oficio –recordó la consejera -, hasta el pasado 31 de octubre se habían formalizado 594 operaciones por un importe global de más de 378 millones de euros, con una previsión de alcanzar los 400 millones en operaciones formalizadas a finales de 2012.

 

Pero lo más destacables, a juicio de la consejera, es que el conjunto de las operaciones formalizadas ha generado inversiones por más de 1.361 millones de euros, y ha permitido la creación y el mantenimiento de casi 20.000 puestos de trabajo.

 

En su intervención, la consejera recordó que se trata de instrumentos financieros, no de ayudas, lo que significa que estos fondos tienen un carácter retornable, han de ser devueltos por sus destinatarios, “por lo que pueden volver a ser a ser utilizados para financiar a nuevas empresas, consiguiéndose así un mayor efecto multiplicador de los recursos públicos”.

 

Sobre su finalidad, Martínez Aguayo dijo que persiguen tres objetivos, que son compensar la política restrictiva del crédito de las entidades financieras, propiciar un cambio de orientación en el modelo tradicional de subvenciones y ayudas hacia instrumentos financieros retornables, siguiendo las pautas y orientaciones señaladas desde la Unión Europea y, por último, favorecer la renovación del modelo productivo y el incremento de la productividad del sistema.

 

En cuanto a los criterios fundamentales que se tienen en cuenta a la hora de valorar la concesión de estos instrumentos financieros, señaló la viabilidad técnica, económica y financiera del proyecto a financiar; la contribución del proyecto a la generación y mantenimiento del empleo; y la compatibilidad y contribución del proyecto con las políticas y programas de la Consejería a la que se encuentre adscrito el Fondo.

 

Fuente: Junta de Andalucía