Facebooktwittermail

 

 

La cooperativa San Isidro agraria, ubicada en el municipio granadino de Loja, que ha celebrado unas jornadas de puertas abiertas con motivo de la finalización de la ampliación de sus instalaciones.

La directora general de Industrias y Calidad Agroalimentaria, Ana Romero, ha destacado la “apuesta por la innovación y el desarrollo de las empresas oleíolas andaluzas para aumentar su producción y mejorar su competitividad en el mercado”, al tiempo que ha incidido en la necesidad de “fomentar la concentración de la oferta a través de procesos de integración y fusión empresarial para situar en una mejor posición a las marcas de la industrica del aceite frente a las de la gran distribución”.

 

Romero ha hecho estas declaraciones durante su visita a la cooperativa San Isidro agraria, ubicada en el Polígono Industrial Manzanil II del municipio granadino de Loja, que ha celebrado unas jornadas de puertas abiertas con motivo de la finalización de la ampliación de sus instalaciones.

 

Durante la visita a la empresa, dedicada a la producción de aceituna, aceite, cereales y espárragos, ha subrayado la excelencia de sus productos certificados bajo las normas de calidad ‘Producción Integrada’, ‘Calidad Certificada’, ‘Globalgap’ y ‘Calidad Rural’, así como la apuesta de esta cooperarativa por el equipamiento técnico de última generación. Para ello, ha contado con la ayuda de la Junta de Andalucía, que entre 2007 y 2009 ha destinado cerca de 300.000 euros para la puesta en marcha de proyectos para la reducción del consumo del agua, adecuación de instalaciones y perfeccionamiento de la nave auxiliar de manipulación y comercialización de espárrago verde envasado.

 

Asimismo, ha subrayado la importancia de que la futura Política Agrícola Común (PAC) “ofrezca una solución eficaz a la situación de bajos precios que están sufriendo los productores de aceite de oliva a través de mecanismos de regulación de mercado y mantenga el nivel de ayudas directas que reciben los olivareros”. Igualmente, ha defendido que la futura reforma no aplique un único sistema para todas las comunidades autónomas, ya que con ello no se tiene en cuenta la especificidad productiva propia de cada región.

 

La directora general ha felicitado a esta cooperativa, que comenzó su andadura en 1958 para producir aceite de oliva virgen, utilizando las variedades predominantes de la zona, Hojiblanca (80%) y Picual (20%), y ha destacado el afán de esta empresa por impulsar la innovación tecnológica y respetar el medio ambiente, su espíritu cooperativo y la defensa de los intereses de los agricultores andaluces contribuyendo, asimismo, a la incorporación de los jóvenes al mundo rural.

 

En la actulidad, la empresa, que comercializa las marcas Loxa y Hacholiva para aceite y Espárragos Sierra de Loja, cuenta con cerca de mil socios y tiene una producción media de 30 millones de kilos de aceituna, seguida de 5,5 millones de kilos de aceite, 2 millones de kilos de cereales y 0,6 millones de kilos de espárrago verde fresco.

 

Fuente: BESANA PORTALAGRARIO